Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax : 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Núm. Teléfono

    Tipo Consulta

    Su mensaje

    Verificación de seguridad:

    Juan Carlos Cabanach: “Algunos despachos de detectives hemos crecido con el turismo”

    Juan Carños Cabanach detectives palma de mallorcaEntrevista a Juan Carlos Cabanach en El Mundo el 10/09/17.

    Quedar con un detective privado tiene su aquel. Imaginen la escena: una terraza de Palma llena de guiris ajenos a los temas que vamos a tratar y el móvil de nuestro detective, sobre la mesa. No puedo evitar preguntarme si me estará grabando. A ver, que hoy a la que toca grabar es a mí. Juan Carlos Cabanach maneja mucha información de los temas más controvertidos de Baleares.

    Acostumbrado a moverse off the record, elemental querido Watson, hoy, on the record el director de Grupo Cabanach y presidente de la Asociación de Empresas de detectives privados de España, AEDP, nos cuenta cómo ha cambiado su sector. Y es que no sólo de infidelidades y picaresca ante los seguros viven sus despachos. En las Islas, entre otros temas, investigan casos de fraude por intoxicaciones de turistas, denuncias por alquileres turísticos… Y de detectives se habla, también, en el caso Cursach, todavía con una parte bajo secreto de sumario.

    Pregunta.- El juez del caso Cursach ha denunciado indicios de que tanto el propio instructor como el fiscal están siendo seguidos por detectives privados. Aclárenos, con la Ley en la mano, ¿esto sería legal? ¿A su despacho se lo han propuesto?

    Respuesta.- Seguir al juez del caso Cursach o al fiscal sería absolutamente ilegal. No se pueden realizar investigaciones prospectivas, se debe contar con una solicitud legítima. A nuestro despacho no le han propuesto este asunto y por supuesto no lo hubiéramos aceptado y, si nos proponen asuntos ilegales, damos cuenta de ello.

    P.- En el caso se apunta a seguimientos a políticos y empresarios de la trama. ¿Grupo Cabanach ha participado en ellos? El nombre de su despacho aparece en el sumario, ¿verdad?

    R.- Sí, nuestra marca aparece según hemos podido saber cuando se han producido levantamientos parciales. Se evidencia, y por lo tanto, no realizo ninguna revelación de secreto. No hemos realizado seguimientos a políticos en este caso y nuestras actuaciones están ajustadas a la Ley.

    P.- Policías corruptos, sexo, drogas, testigos protegidos, amenazas, empresarios de la noche… El caso se complica más que un turbulento guión de cine… ¿Las cloacas de la noche mallorquina son tan oscuras que parece que nadie se libra?

    R.- Las cloacas de cualquier noche son muy oscuras, pero también lo son las cloacas diurnas. Considero que para poder opinar bien, hay que poder estudiar el caso y se debe para eso producir el levantamiento del secreto.

    P. – Hubo un tiempo en que unos políticos se espiaban unos a otros incluso dentro de su propio partido. ¿Se ha dado en las Islas? ¿Ustedes han trabajado en estos seguimientos?

    R.- Te puedo decir que sí, porque salió en múltiples medios de comunicación con todo tipo de interpretaciones y no me resultó cómodo.

    P.- Desde el caso Método 3, la Policía controla más los despachos de detectives, ¿en qué consiste este control?

    R.- Se ha modificado la Ley. Todos los encargos deben ser por escrito al igual que los informes y se debe detallar en cada expediente quién interviene, si hay peritos que colaboran, que medios técnicos se utilizan… en definitiva, más transparencia. Hemos acertado y los despachos históricos, así como los que tienen intenciones de profesionalizarse, aceptan con gusto.

    P.- ¿Es complicado hacer seguimientos en una sociedad pequeña como Mallorca? ¿Cómo sabe cuándo le han pillado? ¿Cómo actúa?

    R.- Cualquier seguimiento puede ser muy complicado. Pocas veces nos pillan. Si bien, evidentemente en alguna ocasión se puede dar. Y se debe finalizar el seguimiento y ser transparente con el cliente.

    P.- La operación ha estallado esta semana: la trama de falsas intoxicaciones de turistas. La Federación Hotelera está contando con los servicios de detectives privados para desenmascarar la trama. ¿Cómo actúan en estos casos? ¿Qué nos puede contar?

    R.- Tengo entendido que la Federación Hotelera ha realizado gestiones y ha mantenido reuniones institucionales a diferentes niveles. Si bien, tengo constancia de que diferentes empresarios hoteleros han tenido que contratar abogados y detectives para recopilar pruebas debido a que estaban en una situación de desamparo.

    P.- Pero el trabajo de los detectives ha sido clave para poner en marcha la operación, ¿no es así?

    R.- El trabajo de los detectives ha sido el inicio del mismo, comenzaron a tirar del hilo. En este caso, también bajo secreto de sumario, los detectives se subordinan a la Guardia Civil, que está haciendo un gran trabajo con una completa investigación.

    P.- La ley, ¿les obliga a denunciar cualquier hecho delictivo con el que se encuentren en sus investigaciones?

    R.- Efectivamente, los detectives privados estamos obligados a participar a las autoridades competentes de los hechos delictivos de los que tengamos conocimiento.

    P.- Siguiendo con el turismo, ¿en Baleares hay algún tipo de espionaje en este sector?

    R.- Más que espionaje, me gustaría hablar de investigación. Los empresarios turísticos utilizan frecuentemente los servicios de despachos profesionales de detectives. Se realizan multitud de encargos y de lo más variopintos. Además, algunos despachos, entre los que nos encontramos nosotros, hemos crecido empresarialmente con la industria turística y hemos ido adaptando nuestras estructuras al servicio de dicho sector.

    P.- ¿Ejemplos de estos trabajos?

    R.- Ahora mismo está muy de moda el mystery guest, con esta figura chequeamos el cumplimiento de la normativa en los hoteles, desde el funcionamiento del checking hasta la limpieza de las habitaciones, pasando por normativas como la ley antitabaco y que está prohibido dispensar medicamentos. Comprobamos que todo se cumple. También investigamos casos de pérdida desconocida. Se da, por ejemplo, en el coste menú. Existe, por ejemplo, el fraude en la cocina: el cocinero, o el segundo, sustrae género, sacándolo a través de la basura: gambas, filetes… Hemos hecho muchas operaciones de este tipo y ha habido detenciones. En los bares controlamos cajas y camareros, si invitan, si autoconsumen…

    P.- Con el alquiler turístico se ha abierto una nueva línea de trabajo para los detectives. ¿Es fácil demostrar que un vecino dedica su piso al alquiler turístico? ¿Cuál es su cliente tipo?

    R.- El cliente suele ser una persona perjudicada por las molestias que ocasionan dichas viviendas, comunidades de propietarios o vecinos particulares. En contra de lo que parece, demostrar algo como la ocupación turística de una vivienda es más complicado de lo aparente.

    P.- ¿Y eso?

    R.- Se buscan subterfugios: se alecciona a los turistas para que no abran la puerta, para que digan que son amigos. Y uno puede tener mil amigos internacionales y a tu casa puedes invitar a quien quieras. Para demostrar que una vivienda se está alquilando a turistas tienes que buscar una evidencia.

    P.- ¿Cómo?

    R.- Muchas veces es el mismo detective el que tiene que alquilar la casa, directamente o través de las agencias, y así recopilar pruebas.

    P.- Uso masivo de internet, redes sociales, ¿el mundo digital complica las investigaciones o las hace más fáciles? ¿Aparecen nuevos casos a investigar?

    R.- Sin duda, es un gran progreso. Nosotros disponemos de ciberdetectives. Entre los trabajos que realizamos se encuentra la verificación de identidad, como en relaciones por internet muy consolidadas pero en las que todavía no se ha producido el primer encuentro. En internet se da mucha usurpación de identidad, por eso tenemos clientes que nos piden corroborar que van a quedar con esa persona con la que han estado chateando. También realizamos lo que se llama trabajo de inteligencia, con motores de búsqueda de información que llegan a los años 50 y 60. Se trabaja con buscadores que no están al alcance de cualquiera y nos permite, por ejemplo, relacionar a personas que en un juicio niegan conocerse, etc. En internet, aunque se quiera borrar, siempre queda algo.

    P.- Su carrera es un grado universitario, pero hoy con un simple móvil cualquiera lleva un micro y una cámara. ¿Las nuevas tecnologías han traído mucho intrusismo a la profesión?

    R.- Los detectives privados tenemos mucho intruso. Me atrevería a decir que hay de dos tipos. Internos y externos. Los externos son personal que no cuenta con la habilitación del Ministerio del Interior y que realiza funciones de detectives. Ahora se llaman Agencias de Inteligencia, pero también lo hacen agencias de noticias, donde se ofrecen a hacer investigación, informes, lo que se llama inteligencia empresarial. Lo que yo llamo intrusismo interno proviene de una serie de universidades que te acreditan online como detective. Se hace todo en la red, en 3 años te habilitan, sin experiencia. Los abogados tienen un curso, prácticas… Aquí, sin embargo, vemos desastres y eso es malo para el cliente, para la imagen del colectivo y para esos mismos detectives que sin experiencia pueden tener problemas y llegar a imputaciones.

    P.- ¿Cómo se esconde hoy un teleobjetivo?

    R.- Somos camaleónicos y un detective tiene que tener imaginación y reinventarse.

    P.- ¿Qué tipo de profesionales trabajan para un despacho como Grupo Cabanach? ¿Cuántos detectives tiene en su despacho? ¿Cuántos casos abiertos de media?

    R.- Multidisciplinares. Todos habilitados y contamos con una plantilla media de colaboradores que rondan los 40. Casos de media, directamente como detectives, unos 200. No obstante, asesoramos permanentemente a grandes compañías (el detective no sólo investiga).

    P.- Alguno de los casos más complicados que haya resuelto (y que nos pueda contar, claro está).

    R.- La localización de una menor desaparecida que se escapó de su hogar y familia en diferentes ocasiones y nos hizo recorrer media España.

    P.- Si no me equivoco su padre fue el primer detective privado que hubo en Mallorca, ¿Qué aprendió de él?

    R.- Mi padre me aportó principios y valores, además de transmitirme bastantes técnicas y experiencias profesionales igual que a otros miembros de la plantilla hasta el año 1995 aproximadamente. De su despacho salieron grandes profesionales. No obstante, he trabajado también para despachos de Barcelona y Madrid y he colaborado con agencias extranjeras y de inteligencia cuando aquí todavía no se conocían.

    P.- ¿Alguno de sus hijos quiere seguir sus pasos?

    R.- Supuestamente sí.

    P.- La última. ¿Le han contratado alguna vez para investigar a periodistas?

    R.- Sí. Nos han contratado en diferentes ocasiones para investigaciones a periodistas y hemos realizado nuestro trabajo. Si bien, también nos han atribuido seguimientos a periodistas que nunca habíamos realizado. Algún día ampliaremos este tema.

     

    Leave A Comment