Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax : 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Núm. Teléfono

    Tipo Consulta

    Su mensaje

    Verificación de seguridad:

    detectives en ibiza

    15
    Oct

    Por cada euro invertido en detectives, las aseguradoras se ahorran más de 40

    Las pruebas que aportan son un as bajo la manga. Los ocupantes de un coche están fuera cuando recibe un golpe en la gasolinera. Pero días después reclaman una indemnización de 3.500 euros cada uno, por un supuesto esguince cervical.

    Las aseguradoras gastan casi diez millones de euros al año en investigadores, pero les salen las cuentas. Por cada euro que invierten en un detective se ahorran más de 40. Por eso las grandes empresas recurren a ellos cada vez más.

    Conocemos el caso de un charcutero que alega no poder trabajar tras un accidente y pide 68.000 euros. La grabación del detective confirma que sus lesiones son un montaje. Otra chica camina con normalidad, pero cuando tiene que ir a revisión, su estado se agrava instantáneamente. Reclama una invalidez absoluta pero el detective la delata. Otros dos chicos ni siquiera imaginan que les siguen de cerca. Los detectives demuestran que simularon un accidente por el que cobraron 32.000 euros.

    Sólo esta aseguradora tiene 30 detectives contratados por toda España. Les pagan entre 300 y 3.000 euros según el encargo.

    Desde Detectives Cabanach queremos incidir en que no solo ahorran dinaro las aseguradoras, todos nos vemos beneficiados al desenmascarar a estos tramposos, ya que de otro modo, las aseguradoras deben subir las cuotas, repercutiendo en nuestros bolsillos.

     

    11
    Oct

    Detectives y la importancia de las investigaciones encargadas por empresas (II)

    Contraespionaje:

    Algunas compañías toman grandes medidas de seguridad para evitar que sean espiadas por su competencia o que se filtren informaciones sobre sus patentes, inventos, proyectos de nuevos productos u otros secretos empresariales. El espionaje industrial puede realizarse de dos maneras:

    – El enemigo en casa. Existen muchos casos de directivos o empleados que han vendido información sobre nuevos productos o proyectos a otras empresas de la competencia. En estos casos, el investigador debe detectar el punto exacto donde se ha producido la fuga de información y obtener pruebas de la identidad del causante.

    – Espías externos. El espionaje por parte de alguien ajeno a la empresa se produce a través del pinchazo telefónico (proceso técnico relativamente fácil de ejecutar) o la colocación de micrófonos. Esta es una práctica que sólo puede realizar la policía, previa autorización judicial, siendo ilegal si la realiza cualquier otra persona. Para prevenirlo, es recomendable realizar periódicamente barridos para detectar pinchazos o micrófonos ocultos.

    Existen equipos que se conectan al teléfono para verificar si está intervenido o no. Es posible usar otros sistemas para detectar micrófonos ocultos en habitaciones, vehículos, etc. Así se localizan emisiones de radio ocultas o la diferencia en el campo electromagnético que suelen generar estos aparatos electrónicos.

    10
    Oct

    Entrevista en EsRadio investigación policías locales

    Entrevista en EsRadio sobre la investigación abierta en torno a policías locales de Palma, que presuntamente investigaban a altos cargos de la Administración, fuera de sus funciones oficiales.

    Ir a descargar

     

    9
    Oct

    Detectives y la importancia de las investigaciones encargadas por empresas

    Cada vez más son habituales las investigaciones relacionadas con el personal de la empresa en sus distintos niveles. Algunos ejemplos de ello y en los que en Detectives Cabanach podemos ayudarle son:

    – Absentismo laboral. El caso más habitual es cuando el empleado se ausenta con frecuencia y de manera injustificada del trabajo, o cuando se simulan enfermedades para obtener la baja médica.

    – Deslealtad. De vez en cuando son habituales los casos de ejecutivos que establecen sus propias compañías sobre la base de la información y el conocimiento del mercado que van adquiriendo en las firmas en las que prestan sus servicios. Otros ejemplos son los de los vendedores que no hacen su ruta o bien los empleados que roban dinero u otro tipo de bienes de la empresa.

    En estos casos el deseo de la empresa es solucionar el caso con la máxima discreción posible. Una vez descubierta a la persona responsable, la recomendación es despedirla sin explicar al resto de trabajadores la verdadera causa. Suele evitarse incluso la denuncia judicial. La discreción beneficia aquí a ambas partes.

    – Verificación de currículums. Se solicitan muchas investigaciones de trayectorias personales o profesionales. Ello es debido a que las empresas quieren saber si la personalidad y el currículum del alto directivo que quieren contratar es el declarado. También se ejecuta este servicio en los casos de profesionales externos. Como hemos podido comprobar recientemente en los medios de comunicación es habitual “engordar” currículums. En determinados puestos no tiene demasiada importancia o las consecuencias pueden no ser demasiado importantes, pero cuando son puestos relevantes, mejor asegurarse, ¿no cree?

    En estos casos el procedimiento es comprobar tanto su historial profesional, como aquellos aspectos de su vida personal que pueden afectar a su actividad en la empresa. Como comentábamos antes, cuando se tiene que dar a un directivo la responsabilidad sobre el presupuesto de una empresa es necesario mirar con lupa a quién se contrata, y ver que no sólo es un buen técnico sino también una persona honrada.

    6
    Oct

    El riesgo de la huella digital

    Nos lo han puesto de manifiesto en repetidas ocasiones: investigar a alguien cada día es más fácil. Cualquier persona posee hoy en día un arsenal de gadgets y aparatos que sería la envidia del mismísimo James Bond, y que van mucho más allá de lo que la prolífica imaginación de Ian Fleming habría podido anticipar. Cámaras de video  de bolsillo de alta resolución, localizadores de movimientos vía satélite, micrófonos fácilmente camuflables,  grabadores de conversaciones telefónicas…etc. Todas ellas utilidades que el más común de los teléfonos inteligentes incorpora, y que están al alcance de los millones de usuarios de estos dispositivos.

    Nada de las cámaras en miniatura ni los engorrosos microfilms de las antiguas películas de espías. Sin duda, estas son las nuevas herramientas del detective privado del siglo XXI.

    Se diría que el trabajo de un detective privado en Palma de Mallorca, como en cualquier otra ciudad del hemisferio desarrollado del planeta, ya lo puede desempeñar cualquiera. Pero nada más lejos de la realidad. Precisamente las nuevas tecnologías son nichos de delincuencia por un lado y, por otro, resquicios para la investigación y averiguación de hechos ocultos, que solamente un profesional cualificado, debidamente formado y acreditado mediante la oportuna licencia del Estado está en condiciones de identificar y emplear adecuadamente en uno y otro caso. Siempre eso sí, dentro del margen de la legalidad.

    Y es que el conocimiento que el detective privado tiene de los límites impuestos a su profesión – nadie mejor que un detective sabe hasta dónde puede llegar y hasta donde no – es la mejor garantía de que el resultado de sus investigaciones pueda ser aceptado como prueba ante un juez en unos casos, o no vulnere derechos de terceros que puedan originar perjuicios a la persona por cuenta de quién se esté investigando. Además de las nuevas herramientas, el conocimiento del oficio y de las nuevas formas delictivas, permite que un sólo detective privado pueda evitar muchos fraudes.

    En definitiva, gracias a la huella digital que dejamos diariamente, un detective privado puede averiguar que estamos incurriendo en un fraude por una baja fingida, pongamos por caso. Una etiqueta o una foto compartida por un allegado en una red social, de la que no hayamos tenido constancia en el momento en que fue tomada, puede ser suficientemente reveladora. Como sucedía en el paradigmático caso de la persona cuya baja laboral no le impedía correr maratones, según atestiguaban ciertas fotos inocentemente publicadas por alguno de sus contactos.

    En Detectives Cabanach sabemos bien que tenemos que hacer para poder llegar a desenmascarar situaciones que precisen de nuestros servicios. Si precisa de un detective en Mallorca, Baleares o cualquier punto de España, somos lo que necesita.

    3
    Oct

    Una casa okupa y los detectives privados

    La única forma de poder recuperar una vivienda o de finalizar un contrato que no es favorable en ningún aspecto, es por medio de la justicia. Pero muchas veces la ley nos dicta, manifiesta y promete algo que no es tan fácil de conseguir. Los casos más críticos y difíciles requieren de evidencias y pruebas válidas para demostrar la realidad y apoyar la decisión judicial final. Para ello, se necesita la presencia de un detective privado.

    El detective privado se ha convertido en la herramienta más eficaz para conseguir las pruebas necesarias para interponer las denuncias o demandas correspondientes ante una ocupación ilegal de vivienda y, así, poder ayudar a solucionar los problemas que causan los inquilinos a propietarios y comunidades de vecinos.

    La duplicidad de domicilios, los subalquileres, los alquileres turísticos, la okupación del inmueble sin consentimiento, las cesiones y los traspasos no consentidos dejarán de ser un problema y podrán ser llevados a juicio con garantías para ganarlo. Todo gracias al trabajo de obtención de pruebas y del control de movimiento de los okupas por parte de los investigadores privados, que ayudarán a facilitar los desahucios y desalojos pertinentes.

    2
    Oct

    Día de la Policía

    Hoy es el día de los Ángeles Custodios, y no es casualidad que sea también el Día de la Policía. Nuestra felicitación al CNP por velar por todos nosotros.

    28
    Sep

    Despedido por ayudar en la tienda de su mujer estando de baja

    La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un trabajador contra la sentencia de un Juzgado que declaró procedente su despido por ayudar en el comercio de su esposa cuando se encontraba en situación de incapacidad temporal.

    La sentencia, a la que ha tenido acceso Efe, indica que este empleado de la empresa C.F.E. fue despedido al comprobarse que cuando se encontraba en esa situación realizó distintas actividades en el establecimiento de su esposa, lo que fue verificado a lo largo de varios días de septiembre de 2016.

    El Juzgado de lo Social al que correspondió su demanda consideró probados los hechos en los que se basó la empresa para adoptar esa medida, por lo que absolvió a ésta de las pretensiones deducidas en su contra.

    La resolución fue recurrida por el despedido ante el TSJ por medio de un recurso en el que alegó, entre otras consideraciones, que la misma era incongruente y que daba por probados determinados hechos solo en función de sus propias manifestaciones, cuando no se había practicado prueba de interrogatorio del mismo.

    La Sala ha desestimado el recurso al señalar que los hechos quedaron probados a través del seguimiento hecho por encargo de la empresa por unos detectives privados.

    Y añade que las actividades que desarrollaba en el negocio de su esposa acreditan que no presentaba limitación funcional que pudiera impedirle su reincorporación al trabajo en su empresa, en la que estaba en situación de incapacidad temporal desde junio.

    25
    Sep

    Las tecnologías y los nuevos casos favorecen el auge de los detectives

    Los detectives privados conforman una profesión en crecimiento que, aunque peligrosa, atrae a muchos jóvenes. Su labor ha cambiado en los últimos años con la llegada de las nuevas tecnologías. En un principio se centraban principalmente en temas familiares o de pareja, como infidelidades o custodias de menores de edad. A día de hoy se ha profesionalizado mucho: «No ha crecido, sino que ha cambiado la tipología de las investigaciones». Se enfocan en temas mercantiles relacionados con la propiedad intelectual o la competencia desleal, así como laborales centradas especialmente en las bajas fraudulentas. En los últimos años las contrataciones se decantan hacia las nuevas tecnologías. También existen algunas divisiones dentro de los despachos que se enfocan a temas concretos como puede ser el fraude agrícola.

    Lo que más contratan los clientes es la comprobación de las lesiones causadas por un accidente de tráfico, así como bajas laborales fraudulentas. Existe un crecimiento de las investigaciones relacionadas con patentes y marcas debido al tejido industrial y empresarial. Quien más solicita estos servicios son grandes empresas, aseguradoras y mutuas. Por su parte, los investigados no siempre son particulares, sino también las propias entidades. Son habituales los estudios mercantiles para comprobar el patrimonio real de una compañía o informes de solvencia. Sin adentrarse en los delitos públicos, sí que corroboran la responsabilidad civil derivada de los mismos. Ellos se encargan de determinar la posible indemnización que existe en robos, accidentes de tráfico o atropellos de peatones.

    Tras haber investigado a alguien, el detective debe acudir al juzgado para presentar las pruebas y allí «les ven la cara». Además, durante la vista se les llama por su nombre y no por su número de identificación fiscal, ya que la Ley de Enjuiciamiento Civil aún no recoge este cambio. «Hay compañeros que incluso tienen que ir disfrazados a juicio para no ser reconocidos».

    El desarrollo de esta profesión también interfiere mucho en su vida privada y familiar: «Tenemos que viajar mucho, hacer servicios de noche y los seguimientos duran desde las siete de la mañana hasta las ocho de la tarde». Pese a ello consideran que es un trabajo ágil y dinámico, especialmente para los jóvenes, que suelen tener menos inconvenientes a la hora de desplazarse cada día a un sitio diferente o cumplir con ciertos horarios.

    Los principales problemas actuales de la profesión son la falta de unificación y el intrusismo. Por un lado existen varias leyes autonómicas que regulan de forma diferente el trabajo en cada lugar del país. No existe un colegio profesional o una asociación única que aúne a todos los detectives de España. Por tanto no se defienden los intereses del colectivo y, según explican, el nuevo reglamento de seguridad «será un caos que provoque el cierre de muchos despachos» por los nuevos requisitos que se les exigirán.

    Junto a este se presentan los falsos detectives que operan sin licencia ni estudios: «Actúan sin apenas equipo técnico y a cambio de unas tarifas mínimas. La Policía toma medidas contra ellos, pero las sanciones que reciben son muy pequeñas». En grandes ciudades existe un problema añadido: la restricción de uso de vehículos privados en ciertas zonas. Los despachos de detectives ya negocian con los ayuntamientos para que se les permita operar a pesar de estas normativas. De no ser así, aseguran que perderían dinero en muchos de sus servicios.

    18
    Sep

    Mecánicos mancos, albañiles tullidos…: el gran timo de los falsos inválidos con pensión

    “Mira, mira cómo aparenta que tiene los brazos como caídos, sin fuerzas -dice el detective mirando la pantalla de su ordenador-. Parece como si uno sostuviera al otro en el abdomen. No lleva el gesto lógico al caminar, acompasando los brazos con las piernas. Pero luego verás… A veces es de risa”.

    El hombre que aparece en la pantalla -pongamos que se llama Jesús- ronda los 55 años. Se le ve detener su caminar antes de salir por la puerta de la tasca en la que ha tomado café o una copa de coñac. Lleva un bolso de cuero cruzado en el pecho y viste camiseta verde de manga corta.

    Receloso, Jesús mira a ambos lados de la calle y rebusca dentro de los coches a través de los cristales. Como parece que no ha visto nada ni nadie sospechoso, comienza a caminar por la acera. La grabación se produce en un pueblo cualquiera de la provincia de Cádiz a las cuatro y veinte de una tarde de principios del pasado junio.

    Jesús es un falso inválido. Lleva meses de baja. Ahora busca que su mutua le indemnice con miles de euros y le conceda una pensión vitalicia por una incapacidad laboral absoluta. Ante los médicos de su mutua y ante el de la Seguridad Social, Jesús sostiene que, tras sufrir un accidente laboral, su brazo izquierdo le ha quedado casi inútil: no tiene apenas movilidad y no puede cargar peso.

    La rehabilitación, pese a asistir cada día, tampoco da frutos. Al menos eso asegura él, que da gritos de dolor exagerados cada vez que le toca un fisoterapeuta. Pero esa tarde de 5 de junio de 2018 lo vigila desde hace horas un detective privado contratado por su mutua. En bases a las pruebas médicas a las que le ha sometido, sospecha que Jesús miente y que exagera su dolor.

    Jesús nunca vio al investigador escondido en el asiento trasero de un pequeño coche con las lunas tintadas. El detective le siguió el rastro durante un par de jornadas más. Hasta que desmontó su mentira: vio cómo subía con su brazo izquierdo la persiana metálica de un taller ilegal de coches. Jesús acudía allí cada tarde a trabajar reparando motores, cambiando ruedas y limpiando filtros de aceite. “Bingo”, dijo  el investigador al confirmar que era un embustero.

    Jesús fue cazado. La mutua se ahorró el pago en otro caso de incapacidad fingida. En Detectives Cabanach contamos con numerosos encargos de este tipo, lo que hace que tengamos una experiencia contrastada.