Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax : 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Núm. Teléfono

    Tipo Consulta

    Su mensaje

    Verificación de seguridad:

    grupocabanach.com

    16
    Ene

    La gran red espía de LaLiga contra la piratería en los bares: 100 detectives, bases de datos y registros policiales

    Así funciona la Red de LaLiga contra la piratería.

    En una primera fase, el equipo encargado de investigar la piratería cruza todas las bases de datos que puede (Google Maps, Páginas Blancas y otras bases de datos que se pueden comprar) para localizar dónde están los bares de toda España. Trabajan con una tesis abrumadora: de 120.000 locales de este tipo que hay en todo el país, al menos 60.000 usan irregular o ilegalmente las emisiones deportivas para atraer clientela. “Aplicamos la inteligencia de negocio y el big data para optimizar la información”, explican desde LaLiga.

    Es entonces cuando el sistema de espionaje a través del teléfono móvil de los usuarios de su app debería entrar en juego. ” El micrófono captará fragmentos de audio con el único objeto de poder conocer si estás viendo partidos de fútbol” y “detectar fraudes”, admitió La Liga a eldiario.es el pasado mes de junio. La aplicación acumula más de 10 millones de descargas en España. La Agencia de Protección de Datos anunció que estudiaría el caso ya que LaLiga hace algo que no es equivalente a otros usos del micrófono en la mayoría de las app: el micrófono se activa remotamente para hacer un análisis de lo que ocurre alrededor del teléfono, con lo que el mecanismo registra afectar a otras personas más allá del usuario que ha dado su consentimiento.

    Cuando los bares más sospechosos están localizados, es el momento de los infiltrados, los hombres de negro de LaLiga que se camuflan entre los clientes para detectar si el fútbol que ponen en la tele cumple con los requisitos. Hasta 100 personas dedican sus ocho horas de jornada laboral de sus 22 días hábiles al mes para peinar miles de bares por toda España a la caza del fútbol pirata. Solo esta temporada, estas personas han realzado “más de 20.000 visitas a establecimientos públicos, detectándose más de 9.000 emisiones fraudulentas”, según La Liga.

    A veces, detectar la emisión irregular es fácil. Si en la pantalla es visible el logo del canal que emite el fútbol (GolTV, BeinSports, Movistar, etc.) ya es indicativo de una irregularidad. En las emisiones para establecimientos públicos (que pagan una tarifa diferente a los canales de televisión que tienen los derechos) se incluye un logo diferente en la pantalla: el de LaLiga.

    A estos casos en los que simplemente el dueño del bar está pagando la tarifa para domicilio -más barata- en vez de la tarifa para negocios, LaLiga los clasifica como “irregulares”. Según fuentes oficiales de LaLiga, ninguno de los establecimientos denunciados que han sido registrados o sancionados por la Policía esta semana entra dentro de este tipo de irregularidades, ya que por ahora están “dándole la oportunidad de regularizarse y adoptar la tarifa adecuada para poder seguir poniendo fútbol a sus clientes”.

    9
    Ene

    Entrevista EsRadio (08/01/19)

    Juan Carlos Cabanach explica en su espacio en ‘Es la mañana de Baleares’, en esRadio97.1, las investigaciones que pueden llevar a desenmascarar a testaferros y llegar a quienes se ocultan tras las personas interpuestas.

    Ir a descargar

     

    8
    Ene

    La venganza de las aseguradoras

    Hoy queremos compartir con todos vosotros un artículo de opinión publicado en Diario de mallorca el día 7 de enero de 2019 a cargo del abogado Daniel Martinez Raso.

    Después de leer el artículo, nuestra opinión profesional es que los detectives son profesionales en búsqueda de la verdad que documentan y aportan a procedimientos judiciales, no solo son contratados por aseguradoras ya que de acuerdo a este artículo también trabajarán para perjudicados. Os dejamos con el artículo:

    Es cierto que durante años ha habido quien exageraba o incluso inventaba dolores cervicales tras un accidente de tráfico con el fin de poder optar al ansiado premio indemnizatorio de final de rehabilitación, el “cuponazo cervical”.

    Las compañías aseguradoras, cansadas de soportar la picaresca de ciertos asegurados que padecían cervicalgias, lumbalgias, dorsalgias, y toda una ristra de –algias de cuasi obligada indemnización y difícil comprobación, llevaban años jurando venganza, por lo que finalmente decidieron enviar a sus mejores lobbistas a negociar con el Gobierno una reforma legislativa para frenar esa sangría.

    Así las cosas, en 2015 logran modificar tanto el Código Penal como el RDL 8/2004 que regula el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

    La reforma del Código Penal concede a las revanchistas aseguradoras, -con la excusa de descongestionar los Juzgados-, la despenalización de los accidentes de tráfico, logrando que los mismos dejen de tramitarse como un delito leve de lesiones, y expulsando de este modo a los lesionados de la justa, ágil, económica y favorable vía judicial penal.

    Y ya en 2016, con la entrada en vigor de la ley 35/2015 que modificó el RDL 8/2004, le meten el segundo gol a los accidentados, dándole la vuelta a la tortilla definitivamente y modificando a su favor el procedimiento de tramitación e indemnización de los siniestros de tráfico, que deja a los lesionados vendidos y a los pies de las aseguradoras, -tanto a justos como a pecadores-, quienes ven perder el escaso poder de negociación que les restaba y sin munición legal alguna para contraatacar ante tal abuso.

    Las companías se regocijan con su recién estrenada normativa, son ahora ellas, y no el juez de instrucción, las que tienen el poder de decidir mediante un informe pericial ” imparcial”, -elaborado claro está por un trabajador en plantilla de su propia compañía o empresa vinculada-, que el accidente ha sido de baja intensidad y que por ello no existe relación de causalidad entre el mismo y las lesiones sufridas, ni derecho del accidentado a recibir cantidad alguna; y son también ellas mismas, otra vez, y no el médico forense del juzgado, quienes resuelven la cuantía que estiman debería concederse al agraciado lesionado.

    Como es de ver, la perversa modificación legislativa convierte a la aseguradora en juez y parte, y deja en sus manos la interesada decisión de zanjar a su antojo la reclamación extrajudicial presentada por el accidentado. Cuestión que exige al lesionado tener que acudir a la vía judicial civil, debiendo verse obligado el mismo a abonar los servicios de un abogado, procurador, la emisión de un informe pericial privado que pruebe la relación del siniestro con las lesiones y en ocasiones un informe médico de valoración de las secuelas. Gastos que el asegurado no siempre puede asumir y que en muchas ocasiones, al no ser la aseguradora condenada en costas, no le serán devueltos, logrando las compañías imponer su maquiavélica reforma normativa y que los lesionados desistan a ser indemnizados.

    3
    Ene

    El lado más oscuro de WhatsApp

    Los más veteranos del lugar recordarán los inicios de WhatsApp como esa ‘app’ tremendamente simple que se popularizó porque parecía un sistema de SMS en tiempo real y que funcionaba tirando de internet. Te permitía poco más que mandar y recibir mensajes planos a tus contactos y se basaba en funciones sencillas. Pero los tiempos han cambiado, la competencia ha crecido y ahora WhatsApp es un monstruo con numerosas patas difíciles de controlar.

    Así, de primeras, podrías pensar que al hablar de esas patas nos referimos a su ya más que conocido poder en campañas políticas con ejemplos como el de Brasil o el de Andalucía, o al peligro de los bulos en esta red, pero hay mucho más. Los grupos son uno de los elementos más populares y potentes de la aplicación y ahora se han convertido en el refugio favorito para compartir contenido ilegal.

    De películas de estreno a series en 4K. De aplicaciones pirata a virus, porno (mención aparte merece la pornografía infantil) o cualquier tipo de ‘spam’. Y lo peor, que son chats al alcance de cualquiera.

    Con una simple búsqueda en Google es posible encontrar decenas de webs, y aplicaciones en Google Play (no hemos encontrado ninguna similar en la AppStore de Apple) que funcionan como aglutinadores de enlaces a distintos grupos de WhatsApp dedicados a todo tipo de temáticas. Los hay, obviamente, nada dañinos, grupos de fans de un determinado cantante, de deportes, grupos para “hacer amigos”… Pero también es fácil dar con muchos que, algo más ocultos, ofrecen contenidos piratas o directamente prohibidos.

    Grupos sin control

    Aunque algunas de estas páginas y ‘apps’ aglutinadoras (la mayoría de las que encuentras en español son de origen latinoamericano) aseguran que luchan sin descanso contra estos contenidos, desde Teknautas nos hemos conseguido colar en hasta 3 grupos con centenares de usuarios (uno de ellos llegaba al límite de 257 contactos y los otros dos superaban los 120) en los que de una forma más o menos continuada y ordenada se pasan nuevas películas como ‘Venom’ o ‘La Monja’ directamente en formato MP4. Sin ningún tipo de ocultación.

    Para entrar en ellos no tuvimos que pasar ningún filtro, solo necesitamos el link de acceso, y en dos de ellos vimos cómo se compartían, además de películas, enlaces y archivos peligrosos en diferentes idiomas. No pudimos confirmar la existencia de pornografía, como sí hicieron otros investigadores, pero en la semana que pasamos en estos grupos sí dimos con enlaces a lo que parecía contenidos relacionados con pedofilia, como se muestra a continuación. Y es que incluso en las webs que listan todos los enlaces, el porno y el ‘cp’ (como se conoce a los vídeos de pornografía infantil) están de lo más presentes, aunque sea avisando de que en este grupo no se permiten esos vídeos.

    En cuanto al control sobre los espacios, hay diferencias entre conversaciones. Dos de los chats grupales cuentan con sus propias reglas, y con administradores que dedican su día a día a controlar que nadie se pase de la raya y cortar por lo sano cualquier exageración. Pero en el otro las normas brillan por su ausencia. El único manejado por un usuario con número de teléfono español es un gran caos en el que los números aparecen y desaparecen, se cuelgan enlaces extraños y lo de las películas y las series son poco más que una excusa.

    Pese a la vigilancia, en todos entra y sale gente continuamente. La facilidad que ofrece la inclusión por enlace directo hace que sean muy atractivos hasta para los ‘hackers’. Al final, cualquiera puede aprovechar estos lugares para hacerse con miles de números activos (y con la información que viene con ellos como el ‘nick’ o la foto) solo con una cuenta de WhatsApp y en apenas unos minutos. Y no solo eso, sino que el servicio permite lanzar todo tipo de links y contenidos peligrosos sin que nadie lo detecte, pues el encriptado oculta la actividad en estos chats a los gestores de la ‘app’.

    Pero, ¿WhatsApp está haciendo algo para solucionar estos problemas? Desde la compañía, preguntados por ‘The Financial Times‘ (desde Teknautas nos hemos puesto en contacto con la plataforma pero aún no hemos recibido respuesta), aseguran que, a pesar de la protección que ofrece el cifrado en estos grupos, ellos rastrean las fotos de perfil y la información general para encontrar posibles grupos sospechosos. Pero ninguno de los que hemos visitado escondía las referencias cinematográficas en el titulo y la foto del grupo, ni hacía especial hincapié en intentar ocultar que ahí se compartía contenido ilegal. Todos ellos siguen abiertos en estos momentos y con decenas de películas colgadas en su historial.

    El coste de ganar a Telegram

    Quizá te sorprenda ver este lado más oscuro de WhatsApp, pero lo cierto es que no es ni mucho menos la primera aplicación de mensajería que se usa con fines similares. En el pasado, espacios como Telegram se convirtieron en refugios para estos grupos, y todo apunta a que WhatsApp es el nuevo objetivo, y por razones claras: tiene más usuarios que el resto, ya ha copiado, prácticamente, todas las opciones de privacidad y acceso que te daban sus competidores y encima ofrece más datos que el resto a quien quiera robarlos.

    WhatsApp ha ido adoptando las diferentes ventajas que diferenciaban a sus competidores. (Foto: Reuters)

    Con el objetivo de evitar que estas ‘apps’ se llevasen a parte de sus más de mil millones de usuarios, WhatsApp cogió, sin tapujos, muchas de las ventajas de sus contrincantes y las adaptó a sus sistemas. En 2016 añadió el enlace directo para entrar en los grupos y el cifrado de extremo a extremo, y en 2017 incluyó la opción de mandar archivos de hasta 100 MB (128 en el caso de iOS) a través de esta ‘app’. Es cierto que aún quedan especificaciones, como la de los canales de Telegram, o la posibilidad de registrarte solo con un ‘nick’, que WhatsApp se resiste a engullir, pero todo lo instalado ya permite la aparición de estos grupos ‘oscuros’ en sus servidores.

    Es cierto que si uno consulta muchos de los chats que aparecen en webs y aplicaciones aglutinadoras verá que están cerrados, por lo que queda claro que sí se está realizando distintos trabajos para acabar con estas prácticas, pero la puerta a los piratas sigue abierta. Una investigación de dos firmas de ciberseguridad israelíes encontró en noviembre del año pasado numerosos grupos que compartían pornografía infantil, y justamente en España se llevó a cabo este verano la mayor operación contra esta práctica de las realizadas en todo el mundo. La Operación Tantalio terminó con la detención de hasta 38 personas de 15 países diferentes y la identificación de 136 sospechosos.

    27
    Dic

    Guerra a los piratas de los porches

    En Estados Unidos son tan típicos de la Navidad como el muérdago, el ballet del Cascanueces, las casitas de pan de jengibre, las viviendas iluminadas en technicolor o Santa Claus. Pero en lugar de llegar cargados de regalos, como el hombre de rojo, se van con los paquetes de otros, los que les han dejado en la puerta de casa… Porque aunque llueva y la caja se vaya a mojar, aunque haya luz y sea evidente que hay alguien dentro, rara vez un repartidor privado osará perturbar la paz del hogar llamando al timbre para avisar de que ha dejado un paquete fuera.

    Algunas compañías envían un sms o e-mail al cliente minutos después de la entrega. A otros es Alexa, el popular asistente del hogar de Amazon, quien le avisa para que salga a recogerlo, si es que sigue ahí y ningún pirata de los porches –como se llama a estos particulares amigos de lo ajeno– se ha hecho con él. La golosa actividad, sin embargo, se está poniendo peligrosa.

    Aunque entraron en el diccionario de nuevos términos urbanos ya en diciembre del 2011, ha sido en los últimos años cuando, en paralelo a la explosión del comercio online, el vocablo ha hecho fortuna. Casi el 10% del volumen total de ventas de septiembre se hicieron por internet en EE.UU., según datos del Departamento de Comercio, y este año crecerá un 15% respecto al anterior. Ocho de cada diez estadounidenses ha recurrido a internet este año para comprar regalos de Navidad.

    No hay manera de saber cuántos envíos desaparecen. Ni Amazon ni las grandes empresas de paquetería quieren dar datos, pero un 8% de los estadounidenses afirma haber sufrido el robo de algún paquete, según una encuesta de InsuranceQuotes, especialista en compras online. Xfinity Home, una empresa de seguridad en el hogar, eleva el porcentaje al 30%.

    A veces son los propios vecinos quienes, con ayuda de las cámaras de seguridad, juegan a los detectives

    Los piratas de los porches hacen su particular agosto en noviembre y diciembre, con la avalancha de paquetes del Black Friday y Navidad. El servicio público de Correos estima que esta temporada entregará 900 millones de paquetes, cifra a la que hay que sumar los más de 2.000 que distribuirán UPS y Fed-Ex.

    Alertada por el crecimiento del fenómeno, la policía ha tomado cartas en el asunto. No han seguido el ejemplo de la mujer de Washington que, harta de robos, dejó una caja en la puerta de su casa con un regalo sorpresa en su interior (excrementos de su perro). Ni han colocado una máquina de flatulencias y un aspersor de brillantina como el ideado por un exingeniero de la NASA. Tampoco han instalado una pistola de fogueo automática como ha hecho un vecino de Tacoma.

    Las técnicas de la policía son más sutiles, como colocar paquetes cebo con un GPS dentro que guíe a los agentes, en algunos casos en cooperación con Amazon. A los tres minutos de ponerlo en marcha en Nueva Jersey, la policía detuvo a un ladrón. Y ha hecho saber que hay muchos paquetes trampa ahí afuera…

    A veces son los propios vecinos quienes, con ayuda de las cámaras de seguridad, juegan a los detectives. Cuando John Priskorn, de San Francisco, recibió una alerta en su móvil porque la cámara había detectado movimientos en el porche y vio que una mujer se había llevado su paquete, colgó el vídeo en Nextdoor.com, la red social para vecinos. Enseguida la policía le contactó. Horas después, otro vecino contó que le habían birlado otro envío más o menos a la misma hora y vio el número de matrícula en la cámara de los vecinos. Pasó las imágenes a Priskorn y éste a la policía, que poco después identificó a la ladrona con su botín: un disfraz de Pokemon de 18 dólares, entre otros artículos. 24 horas después la mujer había sido condenada por robo en segundo grado.

    Al final de todo lo interesante del asunto es la concienciación de que la seguridad somos todos.

    17
    Dic

    Los suizos aceptan que los espíen

    Los electores suizos aceptaron una iniciativa que otorga a las aseguradoras sociales la base legal necesaria para contratar a detectives privados encargados de vigilar a los asegurados sospechosos de percibir indebidamente prestaciones del seguro.

    “El resultado de la votación (más del 64% a favor de la propuesta) demuestra que la mayoría de los ciudadanos confía en su sistema de seguridad social y que quiere preservarlo”, declaró Benjamin Roduit, diputado del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y miembro de la comisión por el SI a la iniciativa.

    En el campo contrario, la diputada socialista Priska Birrer-Heimo advirtió que “ahora debemos garantizar la protección de la esfera privada de las personas que no tienen nada que reprocharse”.

    Respaldada por el Gobierno y la mayoría del Parlamento, la revisión de la ley sobre los seguros socialesEnlace externo establece que la vigilancia solamente puede llevarse a cabo cuando haya indicios concretos de un abuso y las sospechas no se puedan verificar con otros medios.

    Según los partidarios, la normativa propuesta constituye un instrumento útil para evitar abusos en las prestaciones sociales.

    14
    Dic

    Detectives, cómo elegir un buen profesional

    Los detectives privados en España no son los típicos detectives con aspecto policial, aquellos que son o pertenecen a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. No, estos tienen un aspecto o una imagen menos formal, no son esos típicos hombres que estamos acostumbrados a ver en las películas o series de acción, que llevan puestos sus respectivos trajes negros y una lupa. Al contrario, su vestuario es de tipo informal, con el fin de ser lo menos llamativos o distinguidos posible, con el objetivo de pasar inadvertidos para cualquier persona en la circunstancia que sea.

    Es importante saber, que para poder ejercer esta profesión, toda persona tiene que estar obligatoriamente en posesión de la Tarjeta de Identificación Profesional (TIP) y las acciones que realicen deben estar dentro del marco legal.

    La figura del detective privado está reconocida y regulada por la Ley 23/1992 que establece que los detectives privados deben estar habilitados con carnet profesional expedido por el Ministerio del Interior a través de la Dirección General de la Policía y únicamente pueden investigar sobre hechos y conductas privadas, o sea, a instancia de parte.

    ¿Cuál es su función?

    El trabajo de un detective en Palma de Mallorca  se basa en realizar un informe, el cual puede ser presentado en un juicio como carácter de prueba testifical documentada, dando validez a los resultados en el proceso jurídico.

    Toda persona que se dedique a esta profesión debe tener seriedad en la ejecución de los servicios, calidad y sobre todo discreción en el momento de llevar a cabo las vigilancias o los seguimientos necesarios, esto es una herramienta clave para que los clientes puedan tener una información veraz sobre cualquier situación por la que hayan decidido contratar dicho servicio.

    12
    Dic

    El informe prelaboral

    El Informe Prelaboral viene a complementar el estudio del Curriculum Vitae en la Selección de Personal junto a la Entrevista Personal, el exámen médico y los diversos test, psicotécnicos, exámenes o pruebas que se pueden realizar al candidato dependiendo del puesto a cubrir.

    El Informe Prelaboral se utiliza básicamente para investigar los antecedentes laborales, económicos, sociales e incluso personales del candidato para intentar predecir si este se adaptará bien al puesto laboral y sobre todo si será un buen trabajador o no.

    El Informe Prelaboral es común que se obtenga antes de la Entrevista Personal, igual que el estudio del Curriculum Vitae o de los diversos test, psicotécnicos, exámenes o pruebas, ya que la Entrevista Personal es una fase normalmente integradora donde el candidato nos va a dar la información que no hemos podido obtener de otro modo, precisar datos que ya tenemos e integrarlo todo.

    El Informe Prelaboral se basa en hacernos una idea lo más exacta posible del candidato y sus circunstancias.

    La investigación que supone el Informe Prelaboral se debe realizar de forma legal para no atentar contra su intimidad y de forma adecuada para que no se entere el candidato y no le cause ningún tipo de molestia. Como toda investigación privada debe estar sometida a criterios de legitimidad, necesidad, idoneidad y proporcionalidad de la investigación.

    5
    Dic

    Las películas de detectives vs la realidad

    Desde hace años, el mundo de los detectives privados ha sido el escenario de grandes novelas y ficciones de Hollywood. ‘El halcón maltés‘, adaptación de la clásica novela de Dashiell Hammett por el director John Huston se erigió como uno de los pilares del cine negro. Otro de los autores inmortales en este género fue Raymond Chandler. Algunas de sus novelas fueron llevadas a la gran pantalla, como por ejemplo ‘El Largo Adiós‘, bajo la dirección de otro peso pesado: Robert Altman.

    Hay tantas que la lista sería innumerable. La vida de detective se antoja emocionante e intrépida, y solo los más discretos llegan a sobrevivir en una intrincada red de intrigas que se precipita hacia un final. ¿Cuánta verdad contienen estas ficciones? ‘The New York Magazine’ ha contactado con Michal McKeever, un detective privado de la Gran Manzana para explicar su oficio por dentro y la forma en la que se ajusta al cine.

    ‘El halcón maltés’

    En la anteriormente mencionada película, la cual trata sobre Sam Spade, un detective interpretado por el gran Humphrey Bogart. Se trata de la señorita Ruth Wonderly, quien denuncia la desaparición de su hermana. Pero al final la cosa se complica y todo era una trampa para encontrar una valiosa estatua de un halcón con piedras preciosas incrustadas y de un valor inmenso, que se supone que era el tributo que los Caballeros de Malta pagaron por la isla al rey Carlos V.

    Según McKeever, hay detalles de la película que sí son reales, como por ejemplo la eterna sospecha de que la gente que acude a ti puede no estar contándote la verdad. “Esto sí que es bastante común y podría suceder”, afirma a través de un vídeo subido al canal de YouTube de la revista neoyorkina. “No puedes dar por hecho que cualquiera que venga a ti te esté contando la verdad”.

    ‘Dos buenos tipos’

    ‘Dos buenos tipos’, en inglés titulada como ‘The Nice Guys’, habla sobre la vida del detective privado Holland March, interpretado por Ryan Gosling, y el matón a sueldo contratado Jackson Healy, interpretado por Russell Crowe. Ambos trabajan juntos para resolver el caso de una joven desaparecida y una muerte aparentemente sin relación de una estrella porno. A medida que va avanzando la investigación, descubren una conspiración que llega hasta las más altas élites de poder.

    En dicha película, hay una escena en la que uno de sus protagonistas rompe el cristal de una ventana con el puño para adentrarse en una estancia. “Merece la pena, siempre y cuando obtengas lo que has venido a hacer”, dice, mientras estrella su brazo contra el vidrio y se hiere la muñeca, de la que emana abundante sangre. A esta escena, el detective real comenta: “Es ridículamente absurdo, nunca he conocido a nadie que entre de esa forma en un sitio”, confiesa. “Quiero decir, tienes que lidiar con el hecho de que tus clientes te piden que hagas cosas ilegales y arriesgadas para espiar, y tienes que decidir rápido si vas a hacer lo que sea por permanecer en activo”.

    ‘Veronica Mars’

    La serie de televisión estadounidense, catalogada como ‘teen noir’, cuenta la historia de una joven estudiante que pasa su tiempo libre trabajando junto a su padre, un detective. Tras el misterioso asesinato de su mejor amiga, deberá alternar sus estudios con el trabajo a tiempo parcial como detective privado en la agencia de su progenitor. Hay una imagen en la que se ve a Kristen Bell, la actriz que hace de Veronica, portando una pistola taser con intenciones nada buenas. “Sí”, admite el detective de la vida real. “En nuestro oficio se ven armas como estas, solo que casi nunca las podemos utilizar”.

    30
    Nov

    ¿Cada vez es más fácil engañar a las compañías de seguros de coche?

    El encargado de decidir cuándo se produce un siniestro total y, en general, de valorar el coste de la indemnización tras cualquier tipo de siniestro, leve o grave, es el perito de automóvil. Entre sus funciones también está investigar y analizar las causas del siniestro, valorar los daños, interpretar la póliza, etcétera. Tiene algo de mecánico, algo de agente de seguros, algo de detective, algo de científico.

    El perito es un profesional que tiene que tener un alto conocimiento automovilístico y también saber moverse con soltura en el mundo de las pólizas. Y no solo eso: “Cada vez es más necesario que el perito sea una persona con facilidad de comunicación, don de gentes y capacidad de empatía, ya que tiene que mediar entre los diferentes actores que pueden verse implicados: la aseguradora, el asegurado, el taller, etcétera”, explica Josu Martínez, secretario nacional de la Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (APCAS), que reúne a cerca de 3.000 profesionales, más de la mitad dedicados al automóvil (otros peritos lo son de incendios y riesgos diversos, de embarcaciones de recreo y otros).

    Así, el perito ejerce de punto de unión entre esta constelación de personas e instituciones, cada una con sus intereses particulares. “El perito tiene que tratar de que el resultado sea justo y todos salgan beneficiados”.

    En cualquier caso, en muchas ocasiones los intentos de estafa al seguro hacen que sea necesaria la intervención de nuestro trabajo como detective para intentar esclarecer si realmente ha sido un accidente o si, por el contrario, se trata de un intento de estafa. En Detectives Cabanach contamos con una amplia experiencia en este tipo de encargos, y somos colaboradores habituales de compañías de seguros que necesitan averiguar si en determinados casos se está intentando realizar un fraude al seguro.