Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax : 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Núm. Teléfono

    Tipo Consulta

    Su mensaje

    Verificación de seguridad:

    infidelidad

    24
    Abr

    Whats Detective, la app que averigua si dos contactos hablan entre sí

    Celos o simple curiosidad. Esas pueden ser una de las múltiples razones para querer saber si dos contactos hablan entre sí a través de Whatsapp. La hora de conexión puede ser un indicativo. Si dos personas se ponen ‘en línea’ a la vez o se desconectan a la misma hora por la noche suele ser motivo para pensar que hablan a la vez. Pero quizás, en vez de obsesionarte mirando el estado de esas personas, puedes descargarte una aplicación que hace de detective por ti.

    Whats Detective ha revolucionado el mundo de la mensajería. Si ya estábamos controlados, esta novedosa herramienta convierte en una tarea imposible guardar un secreto a tus contactos.

    Pero, ¿qué hace de esta app algo especial? Una vez te la descargas a través de Google Play Store, Whats Detective te muestra las horas de conexión de los teléfonos de tu agenda de contactos. Asimismo, también te envía una notificación cuando un terminal se conecta a la aplicación.

    Gracias a este método, a pesar de que tendrás que seguir jugando a ser detective, podrás atar cabos, sabiendo si dos números han estado conectados a la misma hora y, por tanto, si es posible que hayan conversado durante ese período de tiempo. Pero, ten cuidado averiguar estas coincidencias puede revelarte a ti mismo una sorpresa o, incluso, que pienses mal antes de hora, pues ya se sabe que los celos no son buenos y a veces ser el más ‘listo’ (o en este caso, el que más al día está en tecnología) puede jugarte una mala pasada. Por este motivo, asegúrate antes de que te pillen con las manos en la masa.

    Si con esta app no es suficiente para resolver tus dudas siempre puedes acudir a un detective privado en Palma de Mallorca o Ibiza (Baleares) y resolveremos tus dudas.

    19
    Abr

    ¿Para qué puedo necesitar a un detective?

    Un detective privado tiene que ser muy versátil por las características de su trabajo. Se puede dedicar a diferentes tipos de casos: empresas, morosos, maltratos, asuntos familiares, etc. Se puede contratar un detective para cualquier cosa que se sospeche, de esta manera, el tema puede ser aclarado.

     

    Hay muchas cosas que se escapan de nuestras manos, por eso podemos contratar detectives privados. No tenemos el tiempo ni el conocimiento para averiguarlo todo. Una agencia de investigación nos soluciona el problema. Si busca un detective en Palma, contrata a los mejores profesionales.

     

    Uno de los factores clave a la hora de contratar un servicio de esta índole es la calidad de la información, es decir, que todo sea fidedigno. Por eso es importante contar con expertos en investigación. Además, si poseen la última tecnología dispondrán de más recursos para sacar información.

     

    Desde las empresas se contrata a detectives por diferentes razones. El absentismo injustificado es uno de los motivos. Otro es asegurarse de que el currículum de un empleado es el correcto. También se puede averiguar si un empleado está compartiendo información sensible con gente fuera de la empresa.

     

    Otra área muy demandada en la investigación privada es la financiera. Se puede averiguar si alguien realiza un fraude o es moroso. Investigan sobre la solvencia de una persona o grupo empresarial para saber los verdaderos motivos de la ausencia de pagos.

    5
    Abr

    Los lugares donde nacen más a menudo las infidelidades

    Es una realidad que puede ser aceptada o no, pero una realidad a fin de cuentas: un alto índice de la población es infiel. Otra verdad sobre este peliagudo asunto es que tanto los devotos de sus parejas como los que consuman el adulterio sienten una gran curiosidad por saber lo que ocurre entre las sábanas ajenas.

    Una nueva encuesta realizada por una página web de venta de productos para la salud sexual ha interrogado a 2.000 hombres y mujeres europeos y americanos con el fin de comprender mejor lo que pasa cuando la gente rompe el pacto lealtad con su compañero oficial. Entre las conclusiones más relevantes, la mayoría de los infieles aseguraba haber caído en la tentación solo una vez, aunque los porcentajes entre los adúlteros compulsivos no eran tampoco triviales.

    Alrededor de un 20% de las mujeres considera que una amistad online con un ex puede ser una forma de infidelidad

    Para ellas, la principal causa de infidelidad era que su pareja les había dejado de prestar atención. Para ellos, la atracción hacia la otra persona suponía el impulso definitivo. Un apartado de la referida encuesta nos desvela cómo y donde da comienzo esta pecaminosa situación. Si tienes dudas sobre si tu novio o novia puede estar teniendo una aventura, o si desconfías de tu capacidad para no caer en los brazos de otro, te desvelamos cuáles son los sitios donde la mayoría de adulterios se empiezan a fraguar.

    1. En una app de citas

    Un 4.7% de las mujeres reconocieron que su ‘affaire’ había dado comienzo a través de una aplicación para móvil o de una página web. El porcentaje se disparaba hasta el 13% en el caso de ellos. Al contrario de lo que se cree, no son los portales para infieles aquellos que tienen más calado. El canal más utilizado fue, sin embargo, el de las herramientas para encuentros que se hallan más difundidas.

    Foto: iStock.

    La amplia oferta de estos servicios ha ocasionado que las aplicaciones se hayan ido especializando cada vez más. En el caso concreto de aquellos que buscan sexo ocasional existen opciones como Localsin, capaz de hallar sujetos con ganas de echar una canita al aire en 10 kilómetros a la redonda, o Wingman, todavía en fase de desarrollo, pero cuya intención será la de juntar viajeros dispuestos a acabar con los tiempos muertos en los aeropuertos o en los aviones.

    2. En las redes sociales

    Los perfiles en Facebook, Twitter, Instagram, etc. permiten interactuar de forma activa con amigos y conocidos y son una peligrosa forma de retomar el contacto con seres del pasado.

    Un 17,8% de las mujeres y un 21,8% de los hombres infieles confesaron que su falta fue perpetrada en condiciones muy ordinarias y fortuitas

    Alrededor de un 20% de las mujeres considera que una amistad online con un ex puede ser una forma de infidelidad. Con todo, las cosas no son blancas ni negras y las dudas deberían depender del contacto real que existe con la anterior pareja a través de este medio. ¿Verificas continuamente lo que tu ex está haciendo? ¿Te pones celoso si ves fotos de ella con otras personas? En ese caso, es probable que no hayas roto con tu pasado por completo y las dudas de tu nueva pareja sean menos infundadas de lo que parece.

    3. En un bar

    Más de un 12% de las mujeres así como un 19,5% de los hombres reconocen que su lío particular tuvo como mecha las horas transcurridas entre copa y copa.

    Foto: iStock.

    La iluminación, el alcohol y la posibilidad de establecer conversaciones hasta altas horas provoca que los bares generen un ambiente ideal para la desinhibición que puede desembocar en situaciones inesperadas.

    4. Dando una vuelta

    Para aquellos a los que no les ha sucedido, esta posibilidad les resultará remota o incluso imposible, pero la mera acción de salir a caminar, hacer running, estudiar en la biblioteca o sacar a pasear al perro se presenta como uno de los principales contextos para que un contacto visual con un desconocido derive en un encuentro con importantes implicaciones emocionales.

    Los expertos recomiendan no dejar entrever una aventura en el trabajo y que las expectativas entre las dos personas implicadas sean claras

    En concreto, un 17,8% de las mujeres y un 21,8% de los hombres infieles confesaron que su falta fue perpetrada en condiciones tan ordinarias y fortuitas.

    5. En el trabajo

    Se insiste hasta la saciedad en el hecho de que hay que separar la vida personal de la profesional, pero si pasamos más de 8 horas en nuestro puesto, más tiempo a veces del que se trasncurre con la pareja, ¿cómo se espera que en tantos minutos, día tras día, no puedan aparecer ocasiones comprometidas con otras personas?

    Foto: iStock.

    Se trata, sin lugar a dudas, de una de las situaciones de infidelidad más espinosas, por todo lo que se pone en juego. Algunos expertos recomiendan no dejar entrever la aventura entre el grupo de compañeros o de jefes y que las expectativas entre las dos personas implicadas sean claras. La situación afectiva personal así como la estabilidad económica pueden derrumbarse ante una infidelidad en el trabajo que acaba en catástrofe.

    6. En un encuentro entre amigos

    Cuando la amistad es entre individuos de distinto sexo ya se sabe que la línea que separa esta del amor o la atracción sexual puede ser difusa. Para la mayoría de hombres y mujeres infieles, una reunión para salir a tomar algo con un amigo del presente o del pasado ha sido la situación que le ha conducido a romper los límites del pacto con su pareja. En concreto, el 40,6 % de ellas reconocen que el adulterio se había producido con una persona que hasta entonces ostentaba el título de amigo. Lo mismo sucedía con un 32,9% de los varones.

    En cualquier caso, y si tiene sospechas de que su pareja puede estar siéndole infiel, lo ideal para despejar dudas es que nos pida información sobre el tema. En Detectives Cabanach (Palma de Mallorca e Ibiza) estaremos encantados de intentar sacarle de dudas lo antes posible. Un amplio equipo de profesionales con una dilatada experiencia en la investigación de estos encargos estará a su disposición.

    4
    Mar

    Señales de una posible infidelidad

    Según un estudio realizado por la Universidad de Indiana, las personas ansiosas, inquietas y grandes perseguidores de novedades son las más propensas a ser infieles con sus parejas. Sin embargo, aspectos como la educación, ideologías, valores y creencias no deben perderse de vista.

    Gabriela Rougier, psicóloga especialista en terapia de parejas explicó: “Existen personas más propensas a ser infieles con sus parejas y hay una explicación desde la neurología”.

    Según resultados arrojados por un estudio de tomografía de cerebro realizado en la Universidad de Stony Brook en Nueva York por el psicólogo Arthur Aron, en el sistema de enamoramiento del cerebro se activan las mismas áreas cerebrales de gratificación que cuando se consume cocaína. La sensación adictiva parece no alcanzarle a muchos y necesitan revivirla una y otra vez.

    Según la experta, en observaciones realizadas en el cerebro de personas enamoradas correspondidas, no correspondidas y engañadas se pueden percibir tres sistemas de cableado:

    El primero tiene que ver con el amor apasionado que trata de un impulso sexual, una necesidad como una comezón que te lleva a buscar parejas sexuales. Tiene lugar en los primero meses de una relación.

    En segundo lugar, el romántico, donde el enamoramiento hace que todo parezca idílico o hermoso, tiene lugar en las primeras etapas de una relación como lo es el primer año.

    Y por último el del apego a largo plazo, se observó en relaciones amorosas más maduras que tiene lugar cuando esa relación se asienta. “Para los humanos la primer figura de apego son nuestros padres y la segunda nuestra pareja, nuestras fuentes de seguridad y bienestar”, agregó la especialista.

    “Hay personas que pueden focalizar los tres sistemas en una única relación. Sin embargo, hay otras que necesitan hacerlo por separado ya que no lo consiguen todo a la vez”, advirtió.

    Para Diego Luparello, psicoanalista y ex-presidente del Claustro de analistas en formación de la APA, no todas las personas tienen la misma valoración de la fidelidad, y aún no todas las personas piensan lo mismo a lo largo de sus vidas.

    Existen varias características que comparten quienes son infieles o un cierto patrón de conductas que se repite. Sin embargo, no significa que quien las tiene sí o sí sea infiel. Cuáles son indicadores que dan cuenta de alguien que es infiel a su pareja:

    Falta de interés y actividades por separado

    Si bien es un indicio muy evidente, la falta de interés puede ser confundida por un exceso de trabajo o estrés. Sin embargo, difieren en la duración, ya que difícilmente el estrés esté presente todo el tiempo en el hogar.

    “Los infieles buscan inventar actividades que no incluyan a la pareja o que al otro ’no le diviertan’, para conseguir unas horas a solas”, advirtió la psicóloga especialista en parejas.

    Cambio repentino de intereses

    Se muestran cambios abruptos en lo que refieren los gustos de la persona, ya sea en la música, la manera de vestir o nuevos intereses por comidas y vinos.

    Conversaciones privadas

    Las explicaciones acerca de quién estaba del otro lado del teléfono o quién podría haber enviado ese mensaje a altas horas de la madrugada terminan por delatar al inculpado. Es en ese momento donde el subconsciente se siente culpable.

    Cambios de humor

    Cualquier cosa hace que el acusado se irrite. Los acercamientos físico en el momento inadecuado lo harán explotar. Comienzan las excusas a la hora de intimar con la pareja y las frases como ’tengo mucho trabajo’ o ’hoy estoy muy cansado’ se vuelven cotidianas.

    Modificaciones de rutina

    Los horarios para ir al ’trabajo’ sufren modificaciones de último momento, los nuevos horarios para salir de casa, como de llegar se vuelven permanentes y la puntualidad es un factor esencial.

    “De todos maneras, no todos los sujetos atraviesan una situación de engaño de la misma manera. Hay quienes con cierta culpa suelen vivir con incomodidad toda la situación, y entonces aparecen las conductas extrañas y otros que viven la transgresión sin tanta tensión, y entonces estos indicadores mencionados no aparecen”, insistió Luparello.

    Dos tipos de infieles

    El infiel situacional es aquel que fue infiel por una crisis vital o personal que nada tuvo que ver con la pareja. Actúan luego de hechos movilizantes, como lo es la muerte de un ser querido. Se cuestionan el sentido de la propia vida y se revelan. ¿Esto es todo? ¿O me voy a permitir vivir?

    El infiel crónico es infiel únicamente por el placer de la conquista. No puede renunciar a la adrenalina que le brinda seducir y enamorar. “Este tipo de personas llegan a la terapia de pareja no porque están realmente arrepentidos sino porque la pareja se lo exija”, mencionó.

    “La mayoría de las infidelidades tiene su origen en la inseguridad. Las personas que creen que no son dignos de ser queridos por sus parejas se cruzan en su camino con quien los hacen sentir seguros o simplemente distintos y rompen con el pacto de fidelidad”, añadió.

    En general, el inseguro suele estar muy pendiente de la mirada de su pareja. En estos casos, el acto de infidelidad en sí no tiene que ver con la otra persona si no con uno mismo.

    De todos modos, si Ud. sigue teniendo dudas respecto a una posible infidelidad de su pareja, lo mejor es encargar los servicios de un despacho de Detectives Privados. En Detectives Cabanach tenemos una amplia experiencia en este tipo de encargos.

    2
    Feb

    Contratar un detective privado para confirmar la infidelidad

    Si sospechas que tu pareja te engaña, querrás confirmar tus sospechas lo más pronto posible. Las estadísticas demuestran que las esposas que sospechan que sus parejas las engañan están en lo correcto el 85 % de los casos, mientras que los esposos que sospechan que sus parejas los engañan están en lo correcto el 50 % de las veces.

    Es probable que quieras descubrir la verdad por tu cuenta, pero a menudo esto no es efectivo o puede hacer que tu pareja se vuelva más sigilosa.

    La manera más efectiva de controlar las acciones de tu pareja es contratar a un detective privado. Los detectives privados somos profesionales capacitados para reunir información y para investigar estos encargos y somos la mejor manera de confirmar la infidelidad.

    SI quieres salir de dudas, lo mejor es que contactes con nosotros. En Detectives Cabanach contamos con 50 años de experiencia en estos casos.

    27
    Nov

    Un detective explica anécdotas relacionadas con nuestra profesión

    Un compañero de Bilbao explica anécdotas relacionadas con nuestra profesión, fundamentalmente en investigaciones de infidelidades.

    Para ver el vídeo simplemente hay que hacer clik en este enlace:

    31
    Oct

    El día a día y los peligros de un oficio de más de 100 años en España, el de detective privado

    detectives cabanach en palma de mallorca baleares ibizaUn cartero hace su ruta. Deja una carta en un edificio y prosigue su camino. No sabe que ese cotidiano movimiento ha sido observado por alguien, ni que ese sobre podrá cambiar la vida de su destinatario. Si al día siguiente el papel desaparece de ese rincón, significará que el piso está habitado y que el «objetivo» estará más cerca de ser descubierto. Toda investigación necesita insignificantes detalles.

    «Este juego hace que la vida sea como una partida de ajedrez», así define JR Bailly Bailliere –nombre ficticio– su trabajo diario como detective privado. Desconfiado por naturaleza y con un estilo surfero, se entremezcla entre la multitud como cualquier otro ciudadano. Lejos quedó la gabardina, sombrero y corbata de las antiguas películas y ahora su mejor aliado es la mimetización en vez del camuflaje.

    «El maletero de un detective es un cajón de sastre», confiesa. Cualquier tipo de ropa o complemento puede estar dentro de este espacio, desde un uniforme de jardinero hasta ropa deportiva, todo lo que sea necesario para hacerse pasar por las personas que nos rodean a diario. Lo que significa que durante un simple paseo por la Gran Vía de Madrid, por la que discurren cada día unas 30.000 personas, puede que muchas de ellas no sean lo que aparentan ser y estén en plena investigación. «Tienes que ser un poco actor para la mimetización», declara.

    Una psicosis continua con que los propios detectives conviven cada día. De hecho, una de las preguntas más complicadas que alguien puede realizarles es la más sencilla de todas:«¿en qué trabajas?». En ese momento se desata un debate interno en función de la confianza que se tenga con esa persona. «Si quiero desvincularme totalmente digo que me dedico a Producción y Guion de cine que es muy amplio, pero lo ideal es tener otro negocio, el que sea, así ni tus amigos sabrán a qué responden tus maniobras cotidianas». No obstante, no siempre es posible tener dos actividades profesionales por lo que suele responder que tiene «una empresa de recursos de seguridad privada», explica Bailly.

    «Los detectives tienen sus secretos como los magos»

    Observar, investigar e informar son las actividades que debe realizar cualquier detective en cada caso. «Normalmente lo primero que hay que hacer son las vigilancias desde un punto de vista ajeno al escenario, camuflado o mimetizado y posteriormente ahondar en los hechos que ya se han averiguado». A partir de ahí ya comienzan los «ases» de cada uno. «Todos los detectives tienen sus secretos, que como los de los magos, no se pueden desvelar. Entre nosotros ni nos lo contamos». Aun así, de modo general, hay elementos comunes para resolver los casos: ocultación, mimetismo, intuición, perseverancia y valentía.

    La ocultación responde a la vieja escuela pues era «una sociedad más tímida» en la que a los detectives eran reticentes a intervenir en la escena. «Antes creo que funcionaba porque la gente vivía más tranquila, pero ya no», señala. Para él, ocultarse significa convertirse en un «tipo misterioso», lo que conlleva que se despierte el interés de la gente de alrededor y acabe desencadenando que te «pillen» in fraganti. El mimetismo va dar una justificación y va a eliminar ese misterio, explica.

    «La inexperiencia suele generar una situación embarazosa de la que quieres escapar y ese es el error»

    De cualquier modo, levantar sospechas es «relativamente habitual» y lo importante es saber cómo desenvolverse ante esa situación. Hay un protocolo de actuación: sentido común, «reaccionar como alguien lo haría que no fuera detective y aplicarlo al escenario para que así por lo menos se queden con la duda». No obstante, Bailly asegura que no se cumple. «La gente suele salir corriendo, la inexperiencia suele generar una situación embarazosa de la que quieres escapar y ese es el error». «Hay que tener una coartada, un plan B».

    Otra parte esencial de la investigación es la anticipación para adelantarse a los acontecimientos. Para lograrlo, el equipo de detectives debe estar muy coordinado y acordar los puntos exactos en los que se van a posicionar y la acción que van a realizar, unos miméticos y otros ocultos. Y por supuesto, siempre deben estar en contacto para informarse de los movimientos del sujeto.

    Con la crisis aumentaron los casos de fraude

    Los casos han ido evolucionando desde que comenzó a ejercer como detective privado hace 23 años. «Van por etapas, por ejemplo durante una crisis, yo he vivido dos, el fraude aumenta», comenta. Ahora tiene casos de fraudes de seguros, de propiedad industrial, es decir, de traspaso de información industrial de una empresa a otra sin consentimiento de la primera, temas matrimoniales sobre custodias y pensiones, infidelidad y contrastes en redes sociales para encontrar vínculo entre personas para demostrar una confabulación, entre otros.

    Bailly también ha tenido casos de búsqueda de personas en los que asegura que «siempre hay un rastro, esa es la máxima». «He tenido dos casos muy parecidos de buscar a hijos desaparecidos y que al final ellos no querían saber nada de sus padres, pero al menos se quedan con la satisfacción de saber que están bien».

    No obstante, matiza que no todas las investigaciones sobre desaparecidos puede hacerlas un detective porque no pueden investigar delitos perseguibles de oficio y en caso de detectarlo deben comunicárselo a las autoridades gracias al acuerdo de colaboración que poseen a través de la Red Azul. «Alguna vez si he pasado miedo, porque estás detrás de algo aparentemente cotidiano y te das cuenta de que hay reacciones que no son proporcionarles a eso y es que estás metiéndote en temas que a gente con mucho poder no le interesa», comenta. «Lo normal es que los casos sean emocionantes pero no peligrosos».

    Un amplio abanico de temas, con los que cuenta con una serie de colaboradores en todo el mundo para poder resolverlos. De hecho, hay ocasiones en las que debe viajar él mismo a países extranjeros para la investigación y la mayoría de ellos suelen ser por infidelidad o competencia desleal. Aventuras en las que además, debe enfrentarse a distintas costumbres que puede delatarle: «En países como Alemania, nuestra conducción llama mucho la atención».

    Los 23 años de experiencia de Bailly le han permitido vivir escenas inconcebibles para realizar su trabajo como clientes que le citaron en un bar a las once de la noche y al entrar estaba en ropa interior bailando encima de la barra o seguimientos en los que tenía que esquiar en mitad de El Veleta. Aunque uno de las situaciones más complicadas es cuando realmente se descubre que las sospechas del que le ha contratado con ciertas y debe comunicárselo al cliente. Las reacciones pueden ser descontroladas. El detective recuerda en especial una conversación con uno de ellos.

    -Señor, su mujer está con otro hombre en un descampado, creemos que hacen de todos menos hablar

    -¿Cómo se atreve a asegurar semejante humillación?

    -La furgoneta se mueve, los cristales tienen vaho y las manos de su mujer se van apoyadas en la luna trasera

    – Está bien, le creo ¿dónde están?

    -Mañana le detallo la ubicación

    -¿Cómo que mañana? ¡No me la quiere dar ahora para que no cometa ninguna locura!

    -Exacto

    Los «gadgets» de un detective

    Las investigaciones, además de ingenio, requieren de los misteriosos «gadgets» de los detectives. La maleta con un agujero por el que asoma la cámara ya ha quedado anticuada y ahora se recurre a herramientas mucho más sofisticadas que el detective se niega a confesar. «Mostrar los trucos y tecnología que utilizamos no creo que sea muy buena idea, no porque desvelemos nada que la gente no sepa, sino que los detectives realmente profesionales tienen una sofisticación en sus despachos equivalentes a las de un servicio secreto».

    Unas tecnologías que han ido evolucionando, al igual que el resto de la sociedad, de una forma vertiginosa. «La capacidad que tenemos ahora es infinita», confiesa. Estas nuevas herramientas hacen que el oficio sea «más accesible, menos peligroso y más rentable». Los costes económicos que suponían las llamadas telefónicas o el tiempo que se destinaba a ir de un sitio a otro conllevaban unos gastos que hacía difícil la rentabilidad del oficio cuando estabas empezando.

    «Si ves un dron sobrevolando tu piscina ten por seguro que no será un detective»

    En cuanto a las intrigantes tiendas de espionaje que pueden asombrar a cualquier ciudadano, no entran dentro de las listas de los detectives en las que comprar artilugios. «Son un buen recurso a nivel doméstico pero los detectives tenemos otro tipo de proveedores, porque investigar no es un juego». Un inciso en el que hace hincapié para señalar que si se hace un uso más allá de lo particular, sería ilegal. «El detective tiene la obligación de respetar la intimidad, hay información que ni si quiera el cliente tiene el derecho a conocer, pero el vecino curioso o el empresario con ansias de información sobre sus empleados carece de ese freno». «Si ves un dron sobrevolando tu piscina ten por seguro que no será un detective», matiza.

    Un momento crítico para el sector

    En la actualidad, la búsqueda de Google se disparó exponencialmente en mayo y el pasado mes de septiembre. Andalucía, Madrid y Castilla y León son los lugares en donde más se busca este tipo de servicios. Pero no todo son buenas noticias para este gremio que vive momentos convulsos.

    Esta profesión está pendiente de la aprobación del reglamento de la ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada, la que regula y define a este sector. Un paso que supondría según Bailly un impedimento para el ejercicio de sus funciones. «Con esta ley, se nos regulará de una manera extremadamente férrea, por ejemplo, un despacho de detectives tendrá la obligación de dotar a su local de un protocolo de seguridad equivalente a una empresa de seguridad con armamento o una joyería. Confiamos en que recapaciten», comenta preocupado.

    Además, a esta posible nueva situación se une que están viviendo un «momento de muchísimo intrusismo» que pone «en peligro la profesión». Otra de las luchas que mantienen es el precio de las tarifas y están intentando «evitar que compañías grandes, aprovechándose de situaciones desesperadas, obliguen a los detectives a tirar los precios de manera humillante».

    Una iniciativa de la APDPE (Asociación Profesional de Detectives Privados de España) es que los servicios de un detective sean accesibles a personas que no pueden costearlo. «Estamos intentado que el Estado se dé cuenta que en determinados procesos judiciales sería justo, para el ciudadano que no pueda costearse un detective tenga la posibilidad de tener uno de asistencia gratuita».

    En esta misma línea, el sector de los detectives quiere ayudar a combatir los casos de violencia de género y terrorismo. «Estamos construyendo un proyecto de colaboración para ayudar a combatir la violencia de género y prevenir desde la posición observadora del detective en la calle ataques terroristas. No se trata de que nosotros investiguemos, sino de formar a los detectives para saber qué indicios pueden estar relacionados con estos delitos y en caso de que durante una investigación privada ajena a esos delitos los detectásemos, comunicárselo rápidamente los hechos a la Policía».

    Problemas que los detectives privados originarios no tenían y que con el avance de la sociedad y tecnologías deben hacer frente. No todo es tan seductor como lo dibujan en el cine y la literatura. Horarios laborales de hasta 16 horas, intrusismo y mucha paciencia es la realidad de este gremio en el que se requiere mucha vocación. El romanticismo entre callejones oscuros ha dejado paso a los casos de fraude e investigaciones empresariales. Aunque lo cierto es que en ocasiones, Bailly se siente como un personaje ficción cuando está trabajando en determinadas investigaciones: «Caminando por un descampado intentando ocultarme para tomar fotografías de los camiones para saber si cumplen la normativa sobre mercancías peligrosas me siento como Jack Nicholson en Chinatown, un pequeño hombre lleno de polvo descubriendo las picardías de grandes emporios».

    Fuente: ABC

    http://www.abc.es/sociedad/abci-tras-pista-sherlock-holmes-siglo-201710282021_noticia.html#ns_campaign=amp-rrss-inducido&ns_mchannel=abc-es&ns_source=wh&ns_linkname=noticia.foto&ns_fee=0

    26
    Sep

    Detective en la basura

    pruebas paternidad detectives cabanach palma de mallorcaLa basura no es de nadie. Es ahí donde este detective encuentra  un filón. Igual que los dos compañeros que hurgaron, previa investigación, en los desperdicios de Julio Iglesias en su residencia de Miami y obtuvieron unos quince objetos, entre ellos, latas de refresco y pañuelos de papel, con los que se ha podido aseverar, mediante el análisis del ADN, que el cantante es el padre de Javier Sánchez. Este valenciano, de 40 años, hijo de una exbailarina portuguesa que afirma desde hace un par de décadas que mantuvo una relación con Julio Iglesias, en 1975, interpuso una demanda de paternidad contra el artista el pasado 4 de septiembre.

    Su abogado es Fernando Osuna. “Hay que documentar la obtención de las muestras por parte del detective. No vale solo con presentar en el juzgado el resultado de la prueba positiva de ADN”, explica el letrado, que incide en que la recogida de deshechos de una persona “no se hace para invadir su intimidad, sino que responde a un fin noble, legítimo protegido en la Constitución, como es el derecho a conocer los propios orígenes”.

    Con el indicio probatorio que supone una prueba positiva de ADN, en el noventa por ciento de los casos, los jueces admiten a trámite la demanda y ordenan entonces al demandado que se someta a una prueba de ADN. Así ocurrió en uno de los casos más sonados de los últimos años. La histórica reclamación de paternidad del diestro Manuel Díaz, el Cordobés.

    11
    Sep

    Juan Carlos Cabanach: “Algunos despachos de detectives hemos crecido con el turismo”

    Juan Carños Cabanach detectives palma de mallorcaEntrevista a Juan Carlos Cabanach en El Mundo el 10/09/17.

    Quedar con un detective privado tiene su aquel. Imaginen la escena: una terraza de Palma llena de guiris ajenos a los temas que vamos a tratar y el móvil de nuestro detective, sobre la mesa. No puedo evitar preguntarme si me estará grabando. A ver, que hoy a la que toca grabar es a mí. Juan Carlos Cabanach maneja mucha información de los temas más controvertidos de Baleares.

    Acostumbrado a moverse off the record, elemental querido Watson, hoy, on the record el director de Grupo Cabanach y presidente de la Asociación de Empresas de detectives privados de España, AEDP, nos cuenta cómo ha cambiado su sector. Y es que no sólo de infidelidades y picaresca ante los seguros viven sus despachos. En las Islas, entre otros temas, investigan casos de fraude por intoxicaciones de turistas, denuncias por alquileres turísticos… Y de detectives se habla, también, en el caso Cursach, todavía con una parte bajo secreto de sumario.

    Pregunta.- El juez del caso Cursach ha denunciado indicios de que tanto el propio instructor como el fiscal están siendo seguidos por detectives privados. Aclárenos, con la Ley en la mano, ¿esto sería legal? ¿A su despacho se lo han propuesto?

    Respuesta.- Seguir al juez del caso Cursach o al fiscal sería absolutamente ilegal. No se pueden realizar investigaciones prospectivas, se debe contar con una solicitud legítima. A nuestro despacho no le han propuesto este asunto y por supuesto no lo hubiéramos aceptado y, si nos proponen asuntos ilegales, damos cuenta de ello.

    P.- En el caso se apunta a seguimientos a políticos y empresarios de la trama. ¿Grupo Cabanach ha participado en ellos? El nombre de su despacho aparece en el sumario, ¿verdad?

    R.- Sí, nuestra marca aparece según hemos podido saber cuando se han producido levantamientos parciales. Se evidencia, y por lo tanto, no realizo ninguna revelación de secreto. No hemos realizado seguimientos a políticos en este caso y nuestras actuaciones están ajustadas a la Ley.

    P.- Policías corruptos, sexo, drogas, testigos protegidos, amenazas, empresarios de la noche… El caso se complica más que un turbulento guión de cine… ¿Las cloacas de la noche mallorquina son tan oscuras que parece que nadie se libra?

    R.- Las cloacas de cualquier noche son muy oscuras, pero también lo son las cloacas diurnas. Considero que para poder opinar bien, hay que poder estudiar el caso y se debe para eso producir el levantamiento del secreto.

    P. – Hubo un tiempo en que unos políticos se espiaban unos a otros incluso dentro de su propio partido. ¿Se ha dado en las Islas? ¿Ustedes han trabajado en estos seguimientos?

    R.- Te puedo decir que sí, porque salió en múltiples medios de comunicación con todo tipo de interpretaciones y no me resultó cómodo.

    P.- Desde el caso Método 3, la Policía controla más los despachos de detectives, ¿en qué consiste este control?

    R.- Se ha modificado la Ley. Todos los encargos deben ser por escrito al igual que los informes y se debe detallar en cada expediente quién interviene, si hay peritos que colaboran, que medios técnicos se utilizan… en definitiva, más transparencia. Hemos acertado y los despachos históricos, así como los que tienen intenciones de profesionalizarse, aceptan con gusto.

    P.- ¿Es complicado hacer seguimientos en una sociedad pequeña como Mallorca? ¿Cómo sabe cuándo le han pillado? ¿Cómo actúa?

    R.- Cualquier seguimiento puede ser muy complicado. Pocas veces nos pillan. Si bien, evidentemente en alguna ocasión se puede dar. Y se debe finalizar el seguimiento y ser transparente con el cliente.

    P.- La operación ha estallado esta semana: la trama de falsas intoxicaciones de turistas. La Federación Hotelera está contando con los servicios de detectives privados para desenmascarar la trama. ¿Cómo actúan en estos casos? ¿Qué nos puede contar?

    R.- Tengo entendido que la Federación Hotelera ha realizado gestiones y ha mantenido reuniones institucionales a diferentes niveles. Si bien, tengo constancia de que diferentes empresarios hoteleros han tenido que contratar abogados y detectives para recopilar pruebas debido a que estaban en una situación de desamparo.

    P.- Pero el trabajo de los detectives ha sido clave para poner en marcha la operación, ¿no es así?

    R.- El trabajo de los detectives ha sido el inicio del mismo, comenzaron a tirar del hilo. En este caso, también bajo secreto de sumario, los detectives se subordinan a la Guardia Civil, que está haciendo un gran trabajo con una completa investigación.

    P.- La ley, ¿les obliga a denunciar cualquier hecho delictivo con el que se encuentren en sus investigaciones?

    R.- Efectivamente, los detectives privados estamos obligados a participar a las autoridades competentes de los hechos delictivos de los que tengamos conocimiento.

    P.- Siguiendo con el turismo, ¿en Baleares hay algún tipo de espionaje en este sector?

    R.- Más que espionaje, me gustaría hablar de investigación. Los empresarios turísticos utilizan frecuentemente los servicios de despachos profesionales de detectives. Se realizan multitud de encargos y de lo más variopintos. Además, algunos despachos, entre los que nos encontramos nosotros, hemos crecido empresarialmente con la industria turística y hemos ido adaptando nuestras estructuras al servicio de dicho sector.

    P.- ¿Ejemplos de estos trabajos?

    R.- Ahora mismo está muy de moda el mystery guest, con esta figura chequeamos el cumplimiento de la normativa en los hoteles, desde el funcionamiento del checking hasta la limpieza de las habitaciones, pasando por normativas como la ley antitabaco y que está prohibido dispensar medicamentos. Comprobamos que todo se cumple. También investigamos casos de pérdida desconocida. Se da, por ejemplo, en el coste menú. Existe, por ejemplo, el fraude en la cocina: el cocinero, o el segundo, sustrae género, sacándolo a través de la basura: gambas, filetes… Hemos hecho muchas operaciones de este tipo y ha habido detenciones. En los bares controlamos cajas y camareros, si invitan, si autoconsumen…

    P.- Con el alquiler turístico se ha abierto una nueva línea de trabajo para los detectives. ¿Es fácil demostrar que un vecino dedica su piso al alquiler turístico? ¿Cuál es su cliente tipo?

    R.- El cliente suele ser una persona perjudicada por las molestias que ocasionan dichas viviendas, comunidades de propietarios o vecinos particulares. En contra de lo que parece, demostrar algo como la ocupación turística de una vivienda es más complicado de lo aparente.

    P.- ¿Y eso?

    R.- Se buscan subterfugios: se alecciona a los turistas para que no abran la puerta, para que digan que son amigos. Y uno puede tener mil amigos internacionales y a tu casa puedes invitar a quien quieras. Para demostrar que una vivienda se está alquilando a turistas tienes que buscar una evidencia.

    P.- ¿Cómo?

    R.- Muchas veces es el mismo detective el que tiene que alquilar la casa, directamente o través de las agencias, y así recopilar pruebas.

    P.- Uso masivo de internet, redes sociales, ¿el mundo digital complica las investigaciones o las hace más fáciles? ¿Aparecen nuevos casos a investigar?

    R.- Sin duda, es un gran progreso. Nosotros disponemos de ciberdetectives. Entre los trabajos que realizamos se encuentra la verificación de identidad, como en relaciones por internet muy consolidadas pero en las que todavía no se ha producido el primer encuentro. En internet se da mucha usurpación de identidad, por eso tenemos clientes que nos piden corroborar que van a quedar con esa persona con la que han estado chateando. También realizamos lo que se llama trabajo de inteligencia, con motores de búsqueda de información que llegan a los años 50 y 60. Se trabaja con buscadores que no están al alcance de cualquiera y nos permite, por ejemplo, relacionar a personas que en un juicio niegan conocerse, etc. En internet, aunque se quiera borrar, siempre queda algo.

    P.- Su carrera es un grado universitario, pero hoy con un simple móvil cualquiera lleva un micro y una cámara. ¿Las nuevas tecnologías han traído mucho intrusismo a la profesión?

    R.- Los detectives privados tenemos mucho intruso. Me atrevería a decir que hay de dos tipos. Internos y externos. Los externos son personal que no cuenta con la habilitación del Ministerio del Interior y que realiza funciones de detectives. Ahora se llaman Agencias de Inteligencia, pero también lo hacen agencias de noticias, donde se ofrecen a hacer investigación, informes, lo que se llama inteligencia empresarial. Lo que yo llamo intrusismo interno proviene de una serie de universidades que te acreditan online como detective. Se hace todo en la red, en 3 años te habilitan, sin experiencia. Los abogados tienen un curso, prácticas… Aquí, sin embargo, vemos desastres y eso es malo para el cliente, para la imagen del colectivo y para esos mismos detectives que sin experiencia pueden tener problemas y llegar a imputaciones.

    P.- ¿Cómo se esconde hoy un teleobjetivo?

    R.- Somos camaleónicos y un detective tiene que tener imaginación y reinventarse.

    P.- ¿Qué tipo de profesionales trabajan para un despacho como Grupo Cabanach? ¿Cuántos detectives tiene en su despacho? ¿Cuántos casos abiertos de media?

    R.- Multidisciplinares. Todos habilitados y contamos con una plantilla media de colaboradores que rondan los 40. Casos de media, directamente como detectives, unos 200. No obstante, asesoramos permanentemente a grandes compañías (el detective no sólo investiga).

    P.- Alguno de los casos más complicados que haya resuelto (y que nos pueda contar, claro está).

    R.- La localización de una menor desaparecida que se escapó de su hogar y familia en diferentes ocasiones y nos hizo recorrer media España.

    P.- Si no me equivoco su padre fue el primer detective privado que hubo en Mallorca, ¿Qué aprendió de él?

    R.- Mi padre me aportó principios y valores, además de transmitirme bastantes técnicas y experiencias profesionales igual que a otros miembros de la plantilla hasta el año 1995 aproximadamente. De su despacho salieron grandes profesionales. No obstante, he trabajado también para despachos de Barcelona y Madrid y he colaborado con agencias extranjeras y de inteligencia cuando aquí todavía no se conocían.

    P.- ¿Alguno de sus hijos quiere seguir sus pasos?

    R.- Supuestamente sí.

    P.- La última. ¿Le han contratado alguna vez para investigar a periodistas?

    R.- Sí. Nos han contratado en diferentes ocasiones para investigaciones a periodistas y hemos realizado nuestro trabajo. Si bien, también nos han atribuido seguimientos a periodistas que nunca habíamos realizado. Algún día ampliaremos este tema.

     

    24
    Ago

    El perfil del nuevo detective privado

    el nuevo detective privado detectives cabanach palma de mallorcaEl detective privado ha ido variando su perfil en las últimas décadas. Lejos quedan las imágenes de la gabardina y estar escondido tras un periódico.

    El perfil del detective es otro porque la sociedad tiene nuevas necesidades. En primer lugar, porque las demandas han cambiado sustancialmente, como asegura el Investigómetro, un ranking de los temas más investigados por los detectives privados en España realizado por el grupo Winterman. “Hace 25 años”, asegura José María Vilamajó, presidente de Winterman y del  Col.legi de Detectius Privats de Cataluña, “el 90% de los casos tenían que ver con las infidelidades; ahora no ocupan más allá de un 10%”.

    Hay detectives que se están especializando en la búsqueda de evidencias electrónicas, especialmente en el caso de fraudes a empresas. Pero encontrar los rastros digitales de los delitos exige la utilización de procedimientos que cuenten con cautelas especiales.