Central Oficinas Teléfono: 971 71 08 03
Central Oficinas Fax : 971 72 79 43
Departamento de Operaciones (24h.): 649 85 52 72
Área de Investigación (24h.): 609 76 43 71
Área de Seguridad y Servicios (24h.): 649 85 52 72
  • Español
  • English
  • Deutsch
  • Su nombre (requerido)

    Su e-mail (requerido)

    Núm. Teléfono

    Tipo Consulta

    Su mensaje

    Verificación de seguridad:

    intrusismo laboral

    9
    Oct

    Juzgan al gerente de un bufete ‘low cost’ por hurto y daños

    intrusismo laboral detectives cabanach palma de mallorcaEl gerente de uno de los primeros despacho profesionales ‘low cost’ de Vigo  que, además de abogados, cuenta con servicio de arquitectos e inmobiliaria será juzgado el próximo mes de junio por los presuntos delitos de hurto y daños supuestamente cometidos en una oficina que alquiló en 2013 y de la que fue desahuciado por impago.
    El fiscal solicita para A.B.A., 15 meses de prisión, una multa de 6.300 euros y una indemnización total superior a los 6.000 por los destrozos ocasionados en el local y los objetos sustraídos y que no han sido recuperados.

    Según el escrito fiscal, el acusado, en noviembre de 2013 suscribió junto a otra persona con la que mantenía una relación profesional, un contrato de alquiler de un local en el entorno de la calle Florida con el fin de montar una oficina-asesoría. La acusación sostiene que sin el conocimiento ni consentimiento del propietario, hizo uso de la oficina como su lugar de residencia habitual, hasta que en diciembre de 2014, se procedió a ejecutar la orden de desahucio dictada por el juzgado de Primera Instancia 4 por impago.

    Fue en ese momento, afirma el representante del Ministerio Público, cuando los dueños del local se percataron de que el acusado, “con el propósito de obtener un inmediato beneficio patrimonial, había hecho suyo gran parte del mobiliario”, una mesa, tres sillas de oficina y cuatro sillas de la sala de espera, objetos que han sido tasados en 1.050 euros. Pero además,   descubrieron múltiples desperfectos en el interior del local, tanto en el mobiliario que todavía quedaba como en puertas, cristales, alicatado, molduras, tuberías, grifería… Daños valorados en más de 5.000 euros.

    Se da la circunstancia de que el despacho que el acusado abrió con posterioridad  a estos hechos, a escasos metros de los juzgados,  fue objeto de una intervención policial a instancias del Colegio de Detectives Privados de Galicia por presunto intrusismo, después de que se llegara a ofertar esos servicios junto al de abogados y arquitectos.
    Fuentes del citado colegio profesional confirmaron dicha intervención por incumplimiento de requisitos legales exigidos, entre ellos, la obligación de  que la persona al frente del despacho cuente con  licencia de detective habilitada.

    Fuente: Atlantico.net

    27
    Sep

    Ejercer de detective privado en la ciudad le cuesta una condena por intrusismo

     intrusismo laboral detectives en palma cabanachJosé Antonio F.O. trabajó como detective privado sin la correspondiente titulación. Así lo estima el Juzgado de lo Penal 1 que lo acaba de condenar por instrusismo profesional a seis meses multa con una cuota diaria de cinco euros.

    La sentencia considera probado que, al menos durante dos meses en 2015, realizó seguimientos propios de la profesión de detective privado por cuenta de un despacho. Estos hechos fueron comprobados por dos agentes de la Policía Nacional tras la denuncia formulada el 28 de agosto de 2015 por R.O.R., quien relató que un vecino había visto como un individuo le seguía y le grababa cada vez que salía de casa. El denunciante incluso vio al condenado en su casa, en la Mutua Gallega y en la academia dónde llevaba a clases a su hija. En esos escenario comprobó cómo le grababa con una cámara que tenía escondida en un periódico. José Antonio F.O. disponía de un vehículo habilitado a tal efecto así como instrumentos tales como cámaras, cargadores y libretas que fueron ocupados por los agentes.

    Los policías que se encargaron de la investigación comprobaron en los archivos informáticos de la Dirección General de la Policía que el inculpado no estaba habilitado para ejercer labores de detective. En el año 2009, había sido sancionado por la Subdelegación del Gobierno de Ourense por intrusismo profesional.

    Fuente: La Región de Ourense