Así funcionan los investigadores privados

Suelen dedicar una media de tres y cuatro días a sus casos y la media de dinero ronda los 1.000 euros, siempre dependiendo de las características de cada trabajo. La discreción juega un papel muy importante y la sinceridad con el cliente es la clave del éxito en todos y cada uno de los asuntos que llevan a estudio

No viven en el 221 de Baker Street en Londres, tampoco visten con gabardina y sombrero y aunque las últimas semanas la lluvia ha acompañado a la mayoría de ellos, es el sol su mayor aliado.

En la calle, en la playa, en un hotel o en una oficina. Es probable que en su día a día haya coincidido con un detective privado en busca de información o que incluso haya sido objeto de alguna de sus investigaciones. Están escondidos, agazapados en sus propios vehículos, acompañados de una cámara y son tan camaleónicos que pueden mimetizarse con el paisaje o perseguirles hasta festivales de música y reuniones privadas. Todo sin que ustedes se den cuenta. Así es nuestro trabajo.

 

Posts Relacionados