Bajas laborales más comunes

En algunas ocasiones, al hablar de bajas laborales, debemos tener en cuenta que la picaresca puede estar más que presente en estos procesos. Una baja laboral fingida o fraudulenta puede causar un quebranto económico para la empresa, las aseguradoras o las mutuas laborales.

Según un portal especializado en bajas laborales, la más habitual en España es la que está derivada de la maternidad. Este tipo de baja es, evidentemente, muy complicada de fingir e incluso imposible. En cambio, si pensamos en las bajas por motivos como la depresión, ansiedad o cervicalgias, la cosa cambia.

Es muy complicado, incluso para un médico especialista, dirimir si la persona que está supuestamente aquejada está fingiendo. Aunque existen procedimientos para intentar descubrir este tipo de fraudes por los médicos, como pueden ser los tribunales médicos o un seguimiento continuado, si alguien quiere colarnos que está “enfermo” lo tiene relativamente fácil.

Los trabajadores que quieren fingir una baja tienen a su disposición multitud de foros en internet donde se ofrece información de utilidad para engañar al médico y que éste siga manteniendo su baja. En la imagen de este artículo se pueden ver algunos resultados que aparecen tras la realización de una simple búsqueda.

En muchas ocasiones, la mejor solución para desenmascarar a alguien que está simulando una baja fraudulenta es acudir a un despacho de detectives. Por nuestras experiencia en Detectives Cabanach (Palma de Mallorca), las bajas fingidas pueden ser descubiertas en haciendo un seguimiento del día a día del sospechoso, obteniendo pruebas gráficas que pueden ser utilizadas en un juicio. Si su empresa tiene sospechas sobre algún empleado de baja podemos ayudarle. Póngase en contacto con nosotros y le informaremos del tipo de investigación que podemos realizar para descubrir si la baja de su empleado es real o, en cambio, está siendo fingida.

Posts Relacionados