Barridos electrónicos contra el espionaje

Si nos hablan de espías, inevitablemente, nuestra mente lo asocia con las películas de género negro y creemos que es algo muy alejado de la realidad. Pero el espionaje es mucho más habitual de lo que pensamos y la evolución de la tecnología ha creado herramientas muy potentes para conseguir información “secreta” o privada. Aunque la principal misión de los detectives privados suele ser conseguir información oculta de los investigados, también nos dedicamos a evitar espionajes y, para ello, utilizamos técnicas como los barridos electrónicos.

El espionaje es una práctica a través de la cual determinados sujetos u organizaciones tratan de conseguir información que otros quieren mantener en secreto. El objetivo de obtener esta información es, habitualmente, lograr un beneficio económico o una posición de superioridad. Ejemplos del primer caso, y el más habitual, se da en el ámbito empresarial. Imaginemos, por ejemplo, los beneficios que puede obtener una empresa si conoce los nuevos productos de su competencia y se adelanta al lanzamiento.

El uso de micrófonos o cámaras de video para captar lo que se dice en una sala de reuniones, aunque ilegal, es una práctica a la que algunos recurren para obtener información. Como decíamos, las nuevas tecnologías han hecho posible que estos aparatos evolucionen hasta reducir su tamaño al mínimo y hacerse prácticamente invisibles. Es por esta razón por la cual aquellos que tienen sospechas de que están siendo espiados recurren a Detectives Cabanach.

Ante dispositivos diminutos que pasan desapercibidos en una inspección ocular, se aplican contramedidas de seguridad como los barridos electrónicos. A través de esta tecnología es posible detectar transmisores activos y pasivos, Detectives Cabanach podrá asegurarle que cualquier estancia está libre de micrófonos y garantizará la seguridad de sus reuniones.

Además, los barridos electrónicos sirven para como comprobar que las líneas telefónicas no están siendo intervenidas. Es decir, tendrá la seguridad de que sus conversaciones a través de teléfonos digitales o analógicos no están siendo escuchadas por otras personas.

El barrido electrónico puede utilizarse en cualquier lugar, como en oficinas, salas de reuniones, vehículos etc. Ante la sospecha de que pueda estar siendo víctima de un espionaje o simplemente porque quiera reforzar la seguridad en un lugar, no dude en ponerse en contacto con Detectives Cabanach. Gracias al uso de la última tecnología y a la experiencia de nuestro personal, podrá evitar cualquier tipo de situación comprometida para usted.

Por último, recuerde que el informe presentado por un detective privado supone une prueba testimonial válida en procedimientos judiciales. Por lo que, si descubre que está siendo espiado, podrá tomar acciones legales al respecto.

Entradas relacionadas