Cliente misterioso y coronavirus

En los últimos tiempos no son extrañas las acumulaciones de personas en bares o establecimientos de hostelería, lo que hace que no se puedan cumplir con las medidas de seguridad adecuadas ni con las distancia de seguridad para evitar el contagio del COVID19. Los establecimientos que no cumplan con estas normas se pueden enfrentar a cuantiosas multas, por lo que muchos de ellos han decidido contratar a detectives privados para desarrollar la labor de “cliente misterioso” para saber si sus establecimientos están siguiendo la normativa.

Cómo indicamos, los detectives son contratados por los propios establecimientos para verificar todas las medidas que han establecido como la disponibilidad de geles, que se utilicen los equipos de protección individual por parte de los empleados, que se cumplan con las distancias de seguridad o que se informe a los clientes de los protocolos anti COVID que se están implantando. Esta inversión es, sin duda, una medida de prevención de cuantiosas multas ante los posibles incumplimientos que se lleven a cabo. En este caso mejor prevenir que curar.

Si precisa información sobre este servicio, en Detectives Cabanach tenemos amplia experiencia en estos encargos, sobre todo en el sector de la hostelería.

Entradas relacionadas