Deja de pagar la pensión si tu expareja vive con otra persona

Cuando un matrimonio decide poner fin a su relación a través de un divorcio, es necesario afrontar temas tan complejos como la pensión compensatoria. Esta compensación se establece cuando uno de los miembros de la pareja no dispone de los medios económicos para subsistir. En ese caso, el juez determinará el derecho a recibir una pensión compensatoria de la expareja con mayor poder adquisitivo.

Es habitual que las condiciones en las que se fijó la pensión compensatoria por parte del juez cambien con el tiempo. Por ejemplo, puede ser que el poder adquisitivo de los excónyuges cambie y sea necesaria una revisión de la pensión. Pero también hay casos en los que el receptor de la pensión pierde el derecho a recibirla. Uno de estos casos es que rehaga su vida sentimental y contraiga un nuevo matrimonio.

Según el art. 101 del Código Civil: “El derecho a pensión se extingue por el cese de la causa que lo motivó, por contraer el acreedor nuevo matrimonio o por vivir maritalmente con otra persona”.

Extinción de la pensión por “more uxorio”

En el último punto, “vivir maritalmente con otra persona”, es donde muchas veces se producen los conflictos. Esto se debe a que la persona receptora de la compensación económica no comunica su nueva situación. Cuando se trata de contraer un nuevo matrimonio, las pruebas están claras. El problema viene cuando estamos hablando de una relación “more uxorio” o, lo que es lo mismo, una relación no matrimonial, pero con las mismas características.

Si la persona que abona la pensión es conocedora de la situación de convivencia de su expareja con otra persona, necesitará probar esta situación para dejar de abonar la pensión compensatoria. Es en este punto donde la intervención de un detective privado es fundamental, ya que necesitará presentar ante el juez pruebas contundentes que demuestren la nueva situación de su expareja.

Recordemos que las pruebas obtenidas por un detective privado son totalmente válidas durante un proceso judicial. Además, según la Ley de Seguridad Privada, el detective privado es el único habilitado legalmente para realizar una investigación de la vida privada de una persona.

Si se encuentra abonando una pensión compensatoria, pero tiene sospechas de que su expareja ha rehecho su vida con otra persona y convive con ella, recurra a Detectives Cabanach. El área especializada en investigaciones familiares sabe muy bien cómo recoger las pruebas que demuestren que la expareja ya no necesita recibir la pensión compensatoria.

Entradas relacionadas