Descubren a un funcionario trabajando mientras estaba de baja

bajas fingidas detectives cabanach palma de mallorca

Lo que ha ocurrido en el municipio de Villalonga (Valencia), ha sido toda una trama de desavenencias, detectives y crispación política.

Según ha relatado el diario Las Provincias, Joaquín Soto, funcionario, ha sido suspendido de su cargo y sueldo durante un periodo de tres años, tras ‘cazarle’ realizando trabajos incompatibles con su baja laboral, por ansiedad y depresión.

Detrás de la ‘pillada’ está la figura del alcalde del municipio, Enric Llorca, que se puso manos a la obra cuando fue alertado por varios vecinos de que Soto estaba realizando labores de albañilería durante la baja.

Llorca contrató a un detective privado (cuyo coste medio ronda los 3.000 euros) con lo que pudo asegurarse de que efectivamente Soto estaba realizando trabajos de construcción utilizando además material municipal y proceder a dar la estocada maestra. Llorca abrió el expediente que ha costado a Soto el cese por 3 años de empleo y sueldo.

Aunque Soto se ha escudado en el informe de su psicóloga, donde ha argumentado que las labores que realizaba eran recomendaciones para distraerse y en que no cobró por tales trabajos.  “Estuve en una propiedad familiar distrayéndome y no cobré jamás nada de nadie” ha argumentado.

No obstante, el alcalde ha decidido no aceptar sus argumentos, y ha señalado en el expediente que “Vertió escombros y material de obra en una parcela de uso municipal” porque Soto tenía la llave del vertedero, en palabras de Llorca.

Fuente de la noticia: Navarra.com

Entradas relacionadas