El papel del detective en el espionaje industrial

Las empresas no son conscientes de que su principal ventaja competitiva frente a la competencia es la información que poseen. Esta información puede hacer referencia a una patente, un proceso de fabricación, la cartera de clientes o incluso un plan de negocio. En un mundo cada vez más globalizado, la lucha entre empresas puede derivar en casos de espionaje industrial para hacerse con los secretos de la competencia y adquirir así una ventaja frente a ésta.

detective para investigar espionaje industrial en empresas

Es importante desterrar la creencia de que un detective privado puede realizar estas funciones de espionaje. Según la Ley de Seguridad Privada 5/2014 de 4 de abril que regula la profesión, los detectives privados solo pueden realizar “averiguaciones que resulten necesarias para la obtención y aportación, por cuenta de terceros legitimados, de información y pruebas sobre conductas o hechos privados”. Por tanto, las tareas de espionaje industrial, totalmente ilegales, suelen proceder de otros personajes que obtienen la información a través de empleados de la compañía o incluso infiltrándose en ella.

Lo que sí es tarea de un detective privado es averiguar si una empresa está siendo víctima de un espionaje. Por ello, las organizaciones de cualquier sector suelen acudir a agencias de detectives cuando tienen sospechas de que sus secretos empresariales pueden estar siendo filtrados a la competencia. La investigación podrá revelar si estas sospechas son ciertas y quién es el culpable de la filtración. Además, las pruebas obtenidas por el detective privado podrán ser presentadas en un proceso judicial para denunciar el espionaje del que han sido víctimas.

Aunque la mayoría de las empresas recurren a agencias de detectives cuando ya tienen sospechas o incluso cuando ya han sido víctimas del espionaje, la mejor opción es prevenir este tipo de situaciones. Para ello, en Detectives Cabanach ofrecemos servicios como la investigación previa de los candidatos a un proceso de selección, para asegurarnos de que los futuros empleados sean de total confianza, o la investigación de fugas de información.

El detective privado puede realizar una auditoría de la empresa para detectar los principales riesgos que podrían provocar una fuga de información, ya sea a causa de un empleado descontento o a la inexistencia de protocolos de seguridad informática. En cualquier caso, si desea preservar la información confidencial de su empresa, no dude en ponerse en contacto con Detectives Cabanach para que le asesoremos sobre cómo evitar ser víctima de un espionaje industrial.

Posts Relacionados