ERTEs, bajas laborales y COVID

Desde que la pandemia de COVD hizo aparición, ha habido por parte del Gobierno medidas para intentar paliar la crisis económica, y en buena parte, el grueso de las medidas venían relacionadas con los ERTEs.

No cabe duda que cuando existen este tipo de medidas, nunca faltan los más avispados que pretenden beneficiarse de ellas y además seguir desempañando funciones remunerdas en “negro” que van en contra de este tipo de ayudas.

Pero esto no es nuevo, las aseguradoras ya saben que el fraude de las bajas laborales fongidas o fraudulentas viene de lejos, y en muchas ocasiones la única manera de desenmascararlas es contratando a un detective privado en Palma de Mallorca o en cualquier otro punto de la geografía española.

Ya les hemos explicado en otras ocasiones que las pruebas obtenidas por detectives privados pueden ser utilizadas judicialmente, y es un apoyo importante para poder acreditar que, en este caso, se está defraudando mediante la opción de estar en ERTE y cobrando de otro trabajo no declarado o bien por fingir una baja.

Como dato curioso, tengan en cuenta que sólo el 25% de las bajas laborales por COVID son casos confirmados, por lo que el 75% son bajas dadas por tener que estar en cuarentena o seguimiento, por lo que el sujeto se siente capacitado para trabajar y sacarse un sobresueldo. En muchos casos una tentación demasiado grande.

Tengan en cuenta también que defraudar a la Seguridad Social no sale gratis y que se considera un delito penado entre los 6 meses y los 3 años de cárcel.

En detectives Cabanach estamos muy acostumbrados a este tipo de casos ya que colaboramos con una buena cantidad de aseguradoras para este tipo de casos.

Posts Relacionados