Guerra contra las falsificaciones

Desde hace un tiempo las grandes empresas se están preocupando en luchar contra las falsificaciones utilizando las nuevas tecnologías como, por ejemplo, la inteligencia artificial o el big data entre otros.

Hay casos de empresas que están incluyendo códigos QR para identificar cual es la historia del producto, desde la granja de la que proviene el animal que se ha empaquetado y que puedes encontrar en el lineal de un supermercado hasta el tipo de granja en la que ha estado ese animal. Se forma una cadena de información en la que intervienen todos los actores que influyen en la cadena de producción del producto aportando su parte de información… estarás de acuerdo con nosotros que eso es difícilmente copiable.

Y es que los profesionales del engaño ya no se dedican únicamente a falsificar gafas de sol o pantalones vaqueros, cualquier producto es ya susceptible de ser copiado, o en caso de que se haga pasar por otro de mayor calidad, falsificado.

Según datos de la UE, en 2018 se actuó en 69.354 casos en los que se incautaron 26,7 millones de artículos por un valor de 738,1 millones de euros.