La importancia de la confidencialidad para un detective

Cuando nos planteamos contratar un detective privado normalmente es para que investigue temas de cierta importancia, ya sea de índole personal o profesional. Según el tipo de asunto que sea, puede darnos cierto reparo compartir esa información “secreta” con un extraño. Es importante que tengamos en cuenta que los detectives privados se rigen por el principio de confidencialidad.

La discreción es una cualidad indispensable para llevar a cabo las investigaciones a las que se enfrentan los detectives. De por sí, la parte investigada no debe ser consciente de que está siendo objeto de una investigación, ya que de lo contrario los resultados de ésta podrían no ajustarse a la realidad. Por otro lado, la información que el cliente comparte con el detective o la que éste obtiene en la investigación es considerada “secreto profesional” y no puede compartirse con terceras personas sin la autorización del cliente. Esto es de aplicación tanto ahechos como a documentos, fotografías, audios, videos, etc.

Una agencia como Detectives Cabanach puede ofrecer garantías de confidencialidad gracias a la reputación obtenida a lo largo de todos sus años de experiencia y, si esto no fuera suficiente, es necesario saber que la legislación que regula la profesión del detective privado también hace referencia a la confidencialidad. Es decir, en el artículo 50 de la Ley de Seguridad Privada 5/2014 se establece que:

“Los detectives privados están obligados a guardar reserva sobre las investigaciones que realicen, y no podrán facilitar datos o informaciones sobre éstas más que a las personas que se las encomendaron y a los órganos judiciales y policiales competentes para el ejercicio de sus funciones.”

Solo existe una excepción para revelar los datos sobre una investigación y es que haya un requerimiento judicial o una solicitud policial. Los detectives no pueden revelar ninguna información relacionada con sus investigaciones y, si lo hicieran, estarían cometiendo un delito recogido en el Código Penal que puede conllevarle hasta tres años de prisión y la inhabilitación para ejercer como detective.

El cumplimiento de la confidencialidad relativa a la investigación deberá perdurar incluso cuando ésta haya finalizado. En Detectives Cabanach, además, extendemos el cumplimiento del secreto profesionales a todos nuestros colaboradores y trabajadores, por lo que confiar en nuestra agencia de detectives es garantía de discreción. Si está pensando en contratar a un detective privado, puede ponerse en contacto con nosotros y le asesoraremos en lo que sea necesario.

Entradas relacionadas