La investigación del detective para destapar estafas relacionadas con criptomonedas

Investigación Detectives Estafas Criptomonedas

Cuando un detective privado topa con un hecho delictivo en sus investigaciones, éste debe reportarlo a las autoridades competentes para que éstas tomen las medidas legales correspondientes. Esto es precisamente lo que ha sucedido con las estafas relacionadas con criptomonedas que se han destapado en los últimos meses.

Habitualmente, el despacho de detectives privados recibe un encargo de algún cliente que tiene sospechas sobre alguna situación anormal y, a partir de entonces, se logra descubrir todo el entramado criminal.

Ejemplo de esto fue el Caso Arbistar, en el que la investigación realizada por Detectives Cabanach fue el detonante para destapar una de las mayores estafas piramidales llevadas a cabo en España. Un cliente sospechó sobre unas inversiones realizadas por un familiar directo. Nos contrató para obtener información.

La investigación que hicieron nuestros detectives sobre el receptor del dinero lo vinculaban con un empresario, presuntamente relacionado con una trama de inversiones en criptomonedas, que prometía grandes rentabilidades. Se descubrió así que estaban ante un fraude del tipo Ponzi. Es decir, las víctimas reciben elevados intereses que proceden de los nuevos inversores hasta que, cuando es imposible seguir pagando estos intereses, la trama desaparece con todo el dinero.

El resultado fue que nuestro cliente pudo recuperar los 20.000 euros que había invertido la persona investigada y, por nuestra parte, participamos con el Cuerpo Nacional de Policía para que tomara cartas en el asunto. Este caso ha destapado un fraude que se extendía por toda España, con miles de víctimas y más de 500 millones de euros defraudados.

Muy similar al Caso Arbistar ha sido la Operación Bitdrop, donde la investigación de los detectives privaos ha dado el pistoletazo de salida para detener hace unos días a uno de los mayores estafadores de criptomonedas de Europa. En este caso, una cliente recurrió a la agencia de detectives tras invertir 150.000 euros en la compra de criptomonedas, ya que quería cerciorarse de si era una inversión solvente. La investigación dio como resultado que la operación tenía toda la apariencia de ser una estafa del tipo Ponzi y, por tanto, se entregó el informe a la Guardia Civil.

Ante cualquier sospecha, antes de realizar sus negocios, le recomendamos recurrir a una agencia de detectives privados como Detectives Cabanach para cerciorarse de la legalidad de sus operaciones. De esta manera evitará estafas como las que hemos comentado en este artículo.

Entradas relacionadas