Los testaferros de Obiang en España pagaron 140.000 euros para investigar a periodistas

La investigación a periodistas “está de moda”. Los detectives privados tienen la obligación legal de llevar un registro de sus investigaciones realizadas. Por supuesto, documentar un encargo y analizar y justificar una legitimidad en cada asunto.

Puedo garantizar que este despacho no ha investigado a periodistas jamás sin cumplir con lo que antecede (pese a que en múltiples ocasiones se nos ha atribuido por parte de “amistades muy íntimas”).

Ahora bien, cada vez que han surgido “los especialistas en inteligencia”, ahora sí que visto lo expuesto en el artículo anexo, se dan estas circunstancias. Bajo mi humilde opinión, sería una actividad ilícita y que infrigiría “diversas normas”.

Bajo mi “leal saber”, las agencias de inteligencia realizan en multitud de ocasiones una competencia  desleal a los detectives y bajo una realidad objetiva cada vez surgen más buscamundos.

Por todo lo anteriormente expuesto, la administración debe ejercer su labor inspectora y la última Ley de Seguridad Privada mejoraba la situación.

Fuente noticia: El País

Entradas relacionadas