Pillada falseando tickets

En muchas ocasiones os hemos hablado de casos de mala praxis en empleados que utilizan sus puestos de trabajo para lucrarse.

En el caso que os comentamos hoy hablamos de una camarera que fue “pillada” falseando tickets en su puesto de trabajo. En definitiva cometía fraude en los cobros a los clientes para quedarse con una parte del importe cobrado.

En ocasiones las empresas pueden llegar a sospechar de ciertos empleados que cometen estas malas praxis, pero deben saber que la única manera de poder demostrar esto es obteniendo pruebas que se puedan utilizar en un proceso posterior.

Aún así, la obtención de pruebas por parte de los detectives privados, si bien son del todo legales siempre que cumplan ciertas condiciones, no están exentas de cierta polémica, ya que se pueden llegar a interpretar de diferentes maneras.

En el caso que nos ocupa hoy, la empleada denunció a su empresa por haberle grabado sin su consentimiento y sin avisar de que el recinto donde operaba estaba siendo grabado. Finalemnte el juzgado desestimó el recurso de la empeada puesto que se dejó claro que las grabaciones no fueron realizadas por la empresa, sino por la agencia de detectives contratada a tal efecto, lo cual hacía que esas pruebas fueran absolutamente legales y válidas.

Imaginense si esas pruebas hubiesen sido obtenidas directamente por la empresa… en ese caso la empleada se hubiese salido con la suya, además de conseguir seguramente una indemnización por parte de su propia empresa.

Cuando necesiten algún tipo de pruebas no lo duden, consuten con una Agencia de Detectives, y si necesitan una agencia de detectives en Palma, consulten con nosotros el caso, intentaremos darle una solución rápida y eficaz.

Posts Relacionados