Tras el confinamiento, fraudes

En cuanto a las próximas semanas, nuestras previsiones son que cuando acabe el confinamiento habrá un aumento de casos de fraudes al seguro. Tendremos mucha gente sin ingresos y habrá más simulaciones de accidentes por ejemplo.

Un sólo caso que acredita esto: acaba de culminar una investigación en Andalucía. Un hombre dijo que habían entrado a robar en su casaSe habían llevado muchas cosas, incluida una televisión de 1.500 euros. Su  informe fue contundente: Lo fingió. Falsificó facturas y simuló forzamientos en la puerta. Prevemos una escalada tremenda en el tema de los fraudes. Siempre suben en momentos de crisis. Entre trabajadores y empresarios. Habrá muchas personas con la tentación de destruir inmuebles a los que no les dan uso para poder cobrar el seguro. En muchas ocasiones la indemnización de la aseguradora es más rápida y jugosa que la propia venta del inmueble, y además sigue siendo propiedad del individuo.

Y otro foco del fraude, en este caso al Estado, serán los ertes y los créditos ICO. Los servicios de inspección cuentan con muy pocos medios humanos y ninguno técnico. Habrá empresarios que reciban las ayudas y empiecen a trabajar sin declararlo. En estos momentos probablemente ya hay gente que cobra el erte y está yendo a trabajar.

Posiblemente a la Agencia Tributaria y a la Tesorería de la Seguridad Social les saldría más a cuenta contratar los servicios de detectives privados para poder ir identificando a los que no utilizan las ayudas tal y como se establecen. Nos saldría más a cuenta a todos en realidad, ya que se está defraudando el dinero de todos.